Unión Europea

La Comisión Europea redobla la presión para que Microsoft facilite la competencia

La CE dio ayer a Microsoft un plazo de dos meses para que le presente alegaciones a sus acusaciones antes de poner fin a su investigación antimonopolio y para que le remita sus observaciones sobre una serie de soluciones que se propone imponer para eliminar 'las infracciones de las normas de competencia que ha descubierto'

Las autoridades de la competencia comunitarias aseguraron en un comunicado que han reunido nuevas pruebas procedentes de 'un amplio abanico de consumidores, proveedores y competidores'.

Estas nuevas pruebas vendrían a confirmar y en algunos casos a reforzar la conclusión, 'a la que la Comisión ya había llegado, de que Microsoft está utilizando su posición dominante en el mercado de los ordenadores personales como palanca para imponerse en el de los servidores de gama baja y que al incorporar el programa Windows Media Player a su sistema operativo debilita la competencia.

De acuerdo con las leyes de la Unión Europea, Mario Monti podría multar a Microsoft con hasta un máximo del 10% de sus ventas globales. Pero el departamento de Monti no ha dado todavía pistas de cuál será su decisión final. La decisión tomada ayer por la CE da a Microsoft la última oportunidad antes de decidir las sanciones que impondrá a la compañía de Bill Gates.

Para solucionar el grave problema de mercado detectado, la Comisión ha determinado, con carácter provisional, una serie de obligaciones fundamentales que deberá cumplir Microsoft 'en materia de divulgación de información de su sistema operativo, al objeto de que sus competidores en el mercado de ordenadores domésticos logren la interoperabilidad total de sus productos con los ordenadores personales y servidores Windows'.

En todo caso, y según precisó ayer el portavoz de la Comisión Thomas Vinje, 'Microsoft no estará obligada a desvelar su código fuente de Windows, simplemente deberá compartir los protocolos que permitan a sus competidores crear software compatible con Windows'.

Soluciones

Además, en cuanto a la venta vinculada de su reproductor de música y vídeo Windows Media Player, la Comisión propone dos soluciones alternativas: 'La primera consistiría en desvincular Windows Media Player del sistema operativo, lo que obligaría a Microsoft a ofrecer al mercado una versión de Windows que no incluyera el reproductor'. La Comisión precisa que esta es la solución habitual para este tipo de infracciones, aunque ofrece una segunda, 'establecer una disposición que obligará a Microsoft a ofrecer otros productos competidores de Windows Media Player con Windows'.

Según el comunicado difundido ayer por la CE, 'la finalidad de ambas soluciones es garantizar que los consumidores tengan unas posibilidades de elección razonables de programas para descargar ficheros de audio y vídeo'.

Mario Monti aseguró ayer que el pliego de cargos formulado contra Microsoft 'ofrece una última oportunidad a la compañía para formular sus observaciones'. 'Estamos decididos', precisó, 'a garantizar que el resultado final redunde en beneficio tanto de la innovación como de los consumidores'.

Las acciones del gigante estadounidense registraban ayer a media sesión una subida del 1,17%, hasta 25,94 dólares.

La empresa buscará soluciones

El director de asuntos legales y corporativos de Microsoft en Europa Horacio Gómez aseguró ayer que cuando la CE emitió su comunicado, Microsoft 'no había recibido notificación oficial de los cargos que se citan'. Explicó que 'examinaremos minuciosamente su contenido a fin de analizar y evaluar con todo detalle las preocupaciones de la Comisión Europea'.

'En este momento no creemos oportuno especular con posibles consecuencias o con las medidas sugeridas por la Comisión, pero seguiremos haciendo todos los esfuerzos que sean necesarios para dar una respuesta satisfactoria a cualquier inquietud que nos transmita la Comisión', indicó.

El ejecutivo de Microsoft dijo que la compañía 'se toma muy en serio esta investigación y seguirá trabajando para mantener un diálogo que nos permita una resolución positiva de las preocupaciones manifestadas por la Comisión y a este nuevo anuncio de cargos'.

Tres años de proceso

El proceso contra Microsoft que la CE tiene ya en fase final de instrucción se inició en 1998 a raíz de una denuncia del fabricante de ordenadores estadounidense Sun. La CE lanzó su investigación en 2000, justo cuando en Estados Unidos estaba en su fase álgida otro proceso, también por abuso de posición dominante y prácticas anticompetitivas, que tanto el Gobierno federal como 19 fiscales estatales pusieron en marcha contra la empresa. El caso en Estados Unidos se cerró definitivamente en 2002 y a Microsoft se le impusieron sólo limitaciones de conducta. A pesar de que el primer juez del caso, Thomas Penfield Jackson, decretó la partición de la compañía en dos sociedades.

Ayer los representantes legales de Sun y AOL en Europa mostraron su satisfacción por la decisión de la CE y aseguraron que 'demuestra que la Comisión está actuando vigorosamente e intenta resolver el caso de forma contundente'.