Petróleo

El crudo alcanza el precio más alto desde la guerra de Irak

El miedo de los mercados al terrorismo revivió con el atentado producido contra el hotel JW Marriot, de Yakarta, que dejó 14 muertos y unos 150 heridos y se hizo notar en la cotización del petróleo. Indonesia ocupa el octavo puesto entre los países productores de petróleo que forman la OPEP, excluido Irak, con una cuota de 1,317 millones de barriles al día. 'El terrorismo crea tensión en el mercado, pero no debería tener un efecto duradero', afirma Tony Machacek, agente de Prudential Bache. Y no lo tuvo. Aunque por la mañana la escalada llevó el precio del petróleo a máximos no vistos en cuatro meses, su cotización se recuperó por los datos de EE UU.

Frente a las previsiones, que apuntaban a un descenso de las reservas de crudo en el país norteamericano, éstas aumentaron la semana pasada 2,9 millones de barriles, hasta 280,2 millones, según informó el Departamento de Energía. La semana anterior las reservas habían caído 3,3 millones de barriles, lo que causó un encarecimiento del petróleo. Los datos de ayer dejan las reservas estadounidenses un 9% por debajo de los niveles de hace un año, frente al 10% menos del mes pasado.

Pero el atentado de Yakarta no fue la única razón que disparó ayer el precio del petróleo. También pesó en su contra un informe en el que se detalla el coste de la recuperación de la industria petrolera y gasística iraquí. El gasto se eleva más de lo estimado anteriormente, hasta 1.140 millones de dólares, debido sobre todo al sabotaje y saqueo de las instalaciones, según los cálculos realizados por expertos iraquíes y estadounidenses.

'Los ataques continúan alargando el tiempo requerido y aumentan el coste para restaurar la capacidad productiva', dice el informe. Algunos analistas ya han dicho que hasta el próximo verano Irak no recuperará su producción de dos millones de barriles al día.

La inestabilidad de Nigeria también favorece el alza del precio. Una estación de Royal Dutch/Shell mantiene interrumpida su producción, de 90.000 barriles al día, por los enfrentamientos locales.