Ibex

El Ibex, atado al 7.000, sólo ha oscilado un 5% en los últimos dos meses

La sesión de ayer resumió el comportamiento indeciso de la Bolsa desde el inicio de verano. El mercado pasó gran parte de la sesión con ganacias moderadas, del orden del 0,5%. La encuesta de actividad ISM del sector servicios en EE UU superó las expectativas y llevó al índice a superar los 7.000 puntos, con un avance del 1,05%.

El avance se cortó cuando se publicó un informe sobre el mercado laboral que reflejaba un aumento de los recortes de empleo hasta el máximo de tres meses. Así que la Bolsa cerró la jornada en 6.991 puntos, con una subida del 0,67%. BBVA y Endesa encabezaron la subida del mercado, que fue similar a la registrada por otros índices europeos excepto el CAC de París, que avanzó el 1,45%.

El comportamiento de la Bolsa durante la sesión de ayer es, a grandes rasgos, lo mismo que ha ocurrido en los últimos dos meses, en los que la máxima oscilación del mercado bursátil ha sido un 5% entre el máximo del 20 de junio y el mínimo del 1 de julio. Durante este periodo la Bolsa ha rondado la mayor parte de las sesiones los 7.000 puntos, y en 17 de 38 jornadas ha llegado a superar esa cota, pero tan sólo ha logrado cerrar por encima de ella en cuatro ocasiones, amén del 16 de julio, cuando terminó en 7.000 puntos.

La incertidumbre que ha acompañado a las Bolsas desde el inicio de la crisis bursátil ha acostumbrado a los inversores a convivir con la volatilidad. Incluso los periodos de Bolsa plana venían provocados no por un descenso de la volatilidad, sino porque las subidas compensaban las bajadas.

La estabilidad que muestra la Bolsa actual ha coincidido, además, con la presentación de los resultados empresariales y una serie de importantes datos económicos, como el PIB del segundo trimestre o el desempleo de junio. Pero no ha sido suficiente para mover la Bolsa.

La volatilidad se ha trasladado al mercado de renta fija, tradicionalmente más estable que el de acciones. Aunque el mercado se ha calmado en las últimas jornadas, la rentabilidad de los bonos de referencia en Estados Unidos ha subido del 3,11% al 4,44%, mientas la Bolsa apenas ha registrado movimientos. En España el bono a 10 años ha pasado del 3,54% al 4,2%.

Ha subido más que Santander

Durante los últimos meses Santander había gozado del favor del mercado y de las recomendaciones de los analistas. Gracias a ello, aprovechó en mayor medida que BBVA la recuperación de los mercados, al ganar el 48% desde los mínimos de marzo, mientras BBVA se ha quedado en el 27%. Pero en las últimas nueve sesiones BBVA ha remontado, y sube el 4%, frente al 1% de su competidor. Ayer BBVA ganó el 1,56% y Santander se quedó en el 0,13%.

Desperdicia una ganancia del 10%

Jazztel se ha convertido en el último objeto de deseo de los bolsistas más agresivos y especuladores. Al hilo de los resultados del primeer semestre, la empresa registró una subida del 13,33% el martes. Ayer la compañía llegó a subir un 10%, pero a poco del cierre perdió pie, y cerró sin cambios en 0,34 euros por acción. La subida ha atraído a los inversores, y ayer el volumen de negociación se disparó a los 14 millones de euros, superior a muchos valores del Ibex.

El regreso al Ibex no anima el valor

Terra ha regresado al Ibex 35 con el mismo aire triste y a los mismos precios con los que abandonó este índice. Se fue algo por debajo de los 5,25 euros por acción, el precio que ofrecía Telefónica en su opa, la acción bajó ayer el 0,57% para cerrar en 5,22 euros, precio de cierre del viernes. La falta de alicientes más allá de una nueva oferta de compra de Telefónica resta atractivo al valor, aunque la referencia de los 5,25 euros puede servir de anclaje a la cotización.

Agosto provoca caídas del volumen

La apatía estival ya ha llegado a las Bolsas, no sólo en términos de cotizaciones planas, sino también en el descenso del volumen de negociación. En las dos sesiones de esta semana el volumen de negociación ha sido de 1.050 millones de euros en el intercambio ordinario, esto es, el que no tiene en cuenta operaciones de bloques o especiales, que se realizan fuera del mercado continuo. Estas cifras están entre las más bajas del ejercicio, cercanas a los 1.000 millones de euros y registradas en periodos como Semana Santa o Navidad.

Las operaciones de fuera de mercado, especialmente las que se realizan con títulos de los dos grandes bancos, han mantenido el volumen de negocio agregado en niveles altos. Ayer llegó a 1.700 millones de euros, y el lunes superó los 3.000 millones de euros.