Banca

El SCH ingresa 60 millones por la venta del 80% de BtoB Factory

El SCH ha puesto punto final a su aventura en Internet. La evidencia palpable de que el modelo de negocio desarrollado por su participada BtoB Factory ha tocado techo y la decisión tomada por los gestores de la compañía de no invertir por el momento más dinero en el desarrollo de nuevos negocios le han llevado a tomar la decisión de salir del capital.

La formalización de la salida del banco se produjo en la junta general de accionistas que BtoB Factory celebró el pasado 25 de julio.

En esa reunión los accionistas de la empresa aprobaron una reducción de capital al objeto de devolver aportaciones a varios accionistas.

SANTANDER 2,55 -0,99%

La acciones que poseía el banco se amortizarán y a cambio el SCH recibirá de BtoB Factory 42,2 millones de euros y otros 10,6 millones de dólares en metálico -se ha decidido de esta forma para evitar el impacto de la devaluación de la moneda estadounidense frente al euro-, además de varios paquetes de acciones de empresas participadas por BtoB Factory, valoradas todas ellas en 6,07 millones de euros. En total, 59,63 millones de euros.

Leve impacto

Esta cantidad tendrá un leve impacto positivo en la cuenta de resultados del banco debido a que la desinversión se realiza con una pequeña plusvalía.

Dentro del paquete de acciones indicado, el banco recibe el 60,25% de Aquánima, una plataforma de compras corporativas a través de Internet; el 27,70% de Canela Foods, central de compras centrada en el negocio de la hostelería y restauración, y el 15% de Asajanet, el portal de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores.

La reducción de capital se realiza también para permitir la salida del accionariado de dos empresas argentinas, presentes en el capital desde la fundación. Se trata de Clark 2000, que recibe un total de 1,2 millones de euros en metálico, más el 1,42% de Aquánima y el 0,82% del capital de Canela Foods. Y también de BtoBen MG, que recibe como compensación el 100% de la sociedad BtoBen.com.

Tras la salida del SCH, el capital pasará a estar controlado prácticamente en su totalidad por el equipo directivo de la compañía, encabezado por los dos cofundadores, Gonzalo Rodríguez y Rafael Mira.

'Seguimos operando'

Gonzalo Rodríguez, consejero delegado de BtoB Factory, precisó ayer que la salida del SCH no supone que la compañía vaya a cerrar. 'Seguimos operando y no cerramos ninguna filial. De hecho, el SCH nos sigue acompañando en el capital de alguna de ellas'.

Rodríguez precisó que el banco ha dejado de considerar estratégico este negocio. 'Y lo ha hecho porque este negocio va ahora mismo muy despacio. Hemos decidido seguir adelante con lo que tenemos y hemos descartado por el momento invertir en nuevos negocios'.

El máximo gestor del holding precisó que la empresa va a cumplir este año con sus expectativas de negocio. 'Es posible que ahora mismo seamos los únicos optimistas que quedan en este negocio en España', subrayó.

Un proyecto clave en comercio electrónico

BtoB Factory nació en 2000. Lo hizo con un capital social de 150 millones de dólares y con el objetivo de constituirse como un holding de compañías de Internet en el sur de Europa y Latinoamérica, dedicado a la creación, desarrollo y gestión de compañías de comercio electrónico entre empresas.

Nació como el proyecto estratégico del SCH en el área de comercio electrónico de empresas, pero desde el primer momento estableció un amplio margen de autonomía para el equipo gestor. De hecho, sólo cuatro de los once miembros del consejo de administración fundacional, presidido por Rodrigo Echenique, fueron designados por el SCH.

En la actualidad su modelo de negocio incluye mercados horizontales y verticales (marketplaces), empresas de servicios de comercio electrónico y empresas de software e infraestructura de Internet. Controla los portales Aquánima, Canela Foods, Obralia -un mercado vertical para el sector de la construcción- y la consultora Isoco.