AVE

El tren alemán va retrasado al no poder usar los equipos de ADtranz

El constructor de trenes canadiense Bombardier no ha dado autorización para que Siemens utilice en su AVE español los equipos que desarrolló la empresa ADtranz para el tren de alta velocidad ICE 3. Este es el modelo en el que se basa el tren S-103 que circulará en la línea Madrid-Barcelona.

A finales del año 2001, cuando Renfe ya había adjudicado el contrato del AVE, Bombardier adquirió ADtranz. Esta multinacional era el socio de Talgo para la construcción de las cabezas tractoras de su tren de alta velocidad y, a la vez, había sido el principal aliado de Siemens en la construcción del ICE 3.

La negativa de Bombardier a permitir que Siemens utilice la tecnología de ADtranz ha obligado a la multinacional alemana a volver a rediseñar importantes equipos de su tren español, lo que, según fuentes del sector, va a provocar retrasos en el calendario de entregas de unidades del AVE pactado con Renfe.

Fuentes de Bombardier han confirmado que en el tren de alta velocidad español de Siemens no habrá ningún equipo de ADtranz, mientras que en su modelo original ICE 3 existía 'un 50% de tecnología de esta empresa'. Entre otros, citaron los siguientes elementos: 'equipos de alta tensión, motores y cajas de transmisión, componentes de 110 voltios e ingeniería de cajas'.

En fecha

Un portavoz de Siemens restó cualquier tipo de trascendencia a la negativa de Bombardier a facilitar el uso de los desarrollos de la antigua ADtranz en su proyecto AVE español. 'En el ICE 3 participaron muchas empresas y el tren que va a circular por la línea Madrid-Barcelona incorpora tecnología y experiencia de aquel proyecto, pero es básicamente nuevo en función de sus elevados requerimientos'.

Dicho portavoz negó que la posición de Bombardier vaya a tener el menor efecto en el calendario de entregas pactado entre Siemens y Renfe: 'Puedo asegurar que la construcción del tren va razonablemente en plazo'.