Unión Europea

La OCDE rebaja sus perspectivas para la zona euro

Los 12 países que comparten el euro afrontan un panorama económico duro, según un informe publicado ayer por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). La institución rebaja sus previsiones económicas para el área y estima que la actividad económica se mantendrá 'apagada' en 2003, con un 1% de aumento, y crecerá un 2% en 2004, frente al 2,4% previsto en abril.

La OCDE enumera los riesgos que pueden hacer descarrilar la 'dubitativa' recuperación: una oleada de reestructuraciones corporativas que conduzcan a un aumento en el desempleo, hundiendo la confianza de los consumidores; un estancamiento en la incipiente recuperación de EE UU y un endurecimiento de las políticas fiscales, 'si los países toman acciones para respetar el Pacto de Estabilidad', que afectaría negativamente a la demanda.

Ante los retos que encara la eurozona, la OCDE receta su tradicional retahíla de reformas estructurales. æpermil;stas pasan por 'levantar las barreras que aún permanecen para alcanzar un mercado único pleno, la competitividad y la innovación deberían ser estimuladas y la flexibilidad del mercado de empleo, intensificada'.

'Los mercados laborales necesitan una reforma urgente', destaca el informe. Las propuestas van en la línea de rebajar los subsidios al paro, reducir los incentivos a las prejubilaciones, invertir la tendencia de reducción de la jornada laboral, fortalecer la movilidad, tanto dentro de cada país como en toda la UE, y 'eliminar los mecanismos indexados' en las revisiones salariales. El paro tocará techo este año, según anticipa el documento, y caerá 'ligeramente' en 2004, hasta promediar una tasa del 8,5%.

La OCDE prevé que el BCE mantendrá los tipos de interés de referencia en el 2% hasta mediados de 2004. 'Si emergen evidencias de un mayor deterioro de la actividad y aumenta la moderación de las presiones inflacionistas, el BCE debería estar preparado para bajar los tipos otra vez', recomienda el informe. La OCDE prevé que inflación prosiga a la baja y la tasa caiga al 1,5% en 2004.