æscaron;ltima

Pascual recrudece la batalla del yogur

Leche Pascual ha participado en la investigación de un estudio que compara los beneficios del yogur pasteurizado y el natural. Toda una respuesta a la negativa de la OMS a llamar yogur a los pasteurizados

La batalla que sobre la denominación de yogur enfrenta al grupo Leche Pascual -que defiende ese término para sus lácteos pasteurizados- con la multinacional Danone, que entiende que un lácteo pasteurizado no es un yogur, está tan viva como las bacterias de los yogures naturales.

Un equipo de investigadores del hospital Ramón y Cajal, dirigido por Javier Yuste, jefe de salud laboral del centro, presenta hoy un estudio sobre el tema. La implicación del grupo Leche Pascual en el informe no ha sido especificada por la compañía, aunque admiten que se ha 'ayudado'. El secretario general del grupo, Ricardo Oñate, estará presente en la presentación del dossier. Ayer la empresa no quiso hacer declaraciones al respecto.

La investigación parece toda una respuesta al rechazado expresado este mes por el Codex Alimentarius, organismo dependiente de la Organización Mundial de la Salud, a denominar yogur a los lácteos pasteurizados, que no poseen bacterias vivas como los yogures naturales, ya que en su elaboración son sometidos a un tratamiento térmico que impide la fermentación, posibilitando la conservación del artículo a temperatura ambiente.

Esta norma del Codex no afecta a la legislación española. En 2002 el Gobierno aprobó la denominación de yogur pasteurizado. La medida fue criticada por Danone, que posee el 50% del mercado español de yogures naturales.

Pero la decisión del Codex supone para el grupo Leche Pascual 'una barrera comercial para la exportación de los yogures pasteurizados', según comunicó la compañía.

Uno de los objetivos del informe que hoy se presenta ha sido 'estudiar la supervivencia de las bacterias del yogur en el tracto intestinal' y conocer 'la eficacia inmunológica y sobre el bienestar digestivo de ambos tipos de yogures', según la convocatoria de prensa. Hoy se conocerán las primeras impresiones del estudio y en septiembre se publicarán las conclusiones.

La clave del asunto está, pues, en las bacterias vivas del yogur y en saber hasta qué punto son beneficiosas para la salud, y si son ellas las que definen realmente lo que toda la vida se ha entendido por yogur. Al igual que ahora en España, también en otros países como EE UU, Reino Unido o Alemania, los pasteurizados son yogures.

La Asociación Española de Fabricantes de Yogur y Postres Lácteos (AEFY) y la Generalitat de Catalunya han recurrido la decisión de denominar yogur a los pasteurizados. 'Tenemos docenas y docenas de estudios que muestran que estas bacterias son beneficiosas', advierte Joaquín Fernández, presidente de AEFY y director de relaciones institucionales de Danone.