EDITORIAL

La SEPI, firme

El presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ignacio Ruiz-Jarabo, ha puesto firmes al ex ministro del PP Abel Matutes al vetar la venta de su participación en Trasmediterránea, que asciende al 12%. La privatización de la empresa naviera, que se produjo hace ahora un año, estuvo rodeada de una fuerte polémica precisamente porque en la oferta ganadora se encontraba Matutes (cierto es que arropando a un grupo de la potencia de Acciona), un político del partido en el Gobierno y con intereses en una empresa competidora de Trasmediterránea. En aquel momento, Ruiz-Jarabo defendió la adjudicación asegurando que la oferta ganadora era realmente la mejor y que habría sido un acto de prevaricación la elección de otra por la simple presencia de un ex ministro. Ahora, se ha mantenido firme en el criterio. La SEPI alega que la salida del Grupo Matutes varía sustancialmente la composición de la oferta ganadora, que recoge un plan industrial que llega hasta 2007, y que no se dan las circunstancias excepcionales que se estipulan para aprobar un cambio del calado del que se propone. El pulso está servido.