Comercio exterior

España lidera la recuperación de los intercambios comerciales de la UE

La recuperación del comercio de la UE empieza por España. Los datos provisionales de la oficina de estadísticas comunitaria, Eurostat, correspondientes al primer cuatrimestre de este año, consolidan a la economía española como la más dinámica de los Quince en el comercio exterior.

Con unas exportaciones acumuladas hasta abril por valor de 45.100 millones de euros, que suponen un 5% más que en los cuatro primeros meses de 2002, España registra el segundo mayor crecimiento de las ventas exteriores de la Unión, tras Dinamarca (7%). Sin embargo, las ventas de este país en cifras absolutas, 19.300 millones, son todavía muy inferiores a las españolas.

Al margen de España y Dinamarca, Eurostat refleja también variaciones positivas de la exportación en Austria y Holanda, con un 4% cada uno, además de Alemania y Suecia, que han crecido un 2%. Entre los que evolucionan a la baja destacan el estancamiento de Italia y las caídas del 20% en Irlanda, 10% en el Reino Unido, 4% en Portugal y Bélgica, y del 3% en Francia.

Alemania, con 216.500 millones de euros, es el país con mayor volumen de exportaciones de la UE, seguido de Francia, con 113.700 millones. mientras que España se sitúa en séptimo lugar, por detrás de los dos países citados, además del Reino Unido, Italia, Bélgica y Holanda.

La mayor tasa de actividad en la economía española, la recuperación de las ventas de bienes de equipo y automóvil y una política de contención de márgenes para no perder cuota de mercado son las causas que justifican este mayor dinamismo de los flujos comerciales españoles con respecto a los de nuestros socios comerciales.

Esta diferencia favorable de la actividad junto a la recuperación de la inversión productiva son también el origen del crecimiento de las importaciones españolas que entre enero y abril se elevan a 58.000 millones de euros, con un aumento interanual del 9%, que, en datos de Eurostat, es el más elevado de todos los países de la Unión, duplicando las tasas de los dos inmediatos seguidores, Alemania, Italia y Finlandia, que mejoran un 4%.

Como en el capítulo de las exportaciones, Irlanda es también el país de los Quince que tiene la mayor caída de sus compras en el exterior (-22%), seguido de Portugal y el Reino Unido (-9%). Bélgica (-4%) y Francia (-3%).

Alemania, con 178.000 millones de euros; Francia, con 116.000 millones, y el Reino Unido, con 112.300 millones, lideran la clasificación de importaciones de la UE en cifras absolutas.

Estas tasas de crecimiento de los flujos comerciales españoles hasta abril superan también las previsiones iniciales tanto del Gobierno como de la Comisión Europea, que, en el caso de las exportaciones estimaban tasas de crecimiento del 4% y 3,9%, respectivamente; mientras que para las importaciones las recuperaciones avanzadas eran de sólo el 4,4% en las estimaciones españolas y del 5,4% en las comunitarias.

Mayor déficit de la eurozona

El fuerte dinamismo de las importaciones se traduce también en un aumento del déficit de la balanza comercial española, que Eurostat eleva a 12.900 millones de euros acumulados entre enero y abril, cifra que supone el mayor saldo negativo de la zona euro y el segundo de los Quince, después de los 21.6000 millones del Reino Unido.

Otros países con déficit comercial son Portugal (3.700 millones), Italia (3.500 millones) y Francia (2.200 millones). En sentido contrario, Alemania es el país con mayor excedente comercial, con 38.500 millones de euros.