Ibex 35

El Ibex cierra la semana en tablas, varado en los 6.900 puntos

La sesión de ayer se saldó con pérdidas. El Ibex retrocedió un 1,11% y cerró en 6.903,8 puntos. La falta de indicadores económicos de relevancia disminuyó aún más el ya escaso interés de los operadores. El volumen de negocio, 1.692 millones de euros, fue una muestra. De esa cifra, 813 millones se movieron en bloques y operaciones especiales.

Telefónica y la banca fueron los principales lastres del índice en la sesión. La teleco hizo público el resultado de la opa sobre Terra, según el cual se ha hecho con el control del 72% del capital de su filial, por debajo del 75% fijado como objetivo, pero aun así continuará con la operación. El valor retrocedió un 1,47%. Por su parte, el SCH retrocedió un 1,39% y el BBVA, el 1,49%.

Las caídas del índice español se repitieron en otras Bolsas europeas, que pasaron por el 1,51% de París y el 0,44% de Londres.

La atención del mercado seguía fijada en los resultados empresariales. El grueso de las compañías del índice S&P 500 ya ha publicado sus cuentas del segundo trimestre y, de momento, han estado por encima de lo pronosticado. Sin embargo, los mercados han frenado la escalada y se mueven en un estrecho rango, a la espera de confirmar que las empresas podrán mantener el crecimiento en los próximos meses. Este asunto, el de la sostenibilidad, aún preocupa a los inversores.

Prueba de ello fue la sesión de ayer, en la que los mercados reaccionaron de forma dispar a los resultados. En Europa, las pobres previsiones de la química DSM presionó al sector, mientras las automovilísticas avanzaron gracias a los resultados de Volkswagen. Entre las firmas estadounidenses se hizo público el balance de Priceline.com, mejor de lo esperado. En el polo opuesto, JDS Uniphase pronosticó menores ingresos para los próximos meses.

La línea de ingresos es, precisamente, una de las que más interés suscita, ya que ahora se espera que la mejora de los resultados proceda del alza de la facturación, más que del recorte de costes, como ha ocurrido en los últimos meses. En este sentido, Citigroup se muestra optimista. 'Los beneficios están aumentando más de lo que habíamos pronosticado en la primera mitad de año. En los próximos trimestres prevemos que las ventas se aceleren de forma moderada y que la producción se recupere'.

Los datos económicos publicados ayer, aunque de importancia menor, estuvieron por encima de las expectativas. Las órdenes de bienes duraderos aumentaron un 2,1% en junio, mejor que el 1% esperado, y la venta de viviendas nuevas crecieron a un ritmo más rápido, el 4,7%.

Los analistas de Safei se hacían eco de la desidia del mercado en las últimas jornadas. 'Cada una de las sesiones bursátiles de esta semana está resultando un fiel reflejo de la anterior y todas ellas se están caracterizando por la falta de ánimo por parte de los inversores, que parecen haber hecho ya las maletas o, en todo caso, esperan a tener nuevas pistas macroeconómicas y empresariales que apoyen sus decisiones de inversión'. Acciona y Gamesa fueron los mejores valores de la semana, con alzas del 5,31% y el 4,35%. Zeltia y Sogecable se situaron en cola, con caídas del 6,16% y el 3,13%.