Empleo

Récord de ocupación y menos paro en el segundo cuatrimestre

Si el vicepresidente económico, Rodrigo Rato, estaba esperando los datos de empleo del segundo trimestre para ultimar la revisión del cuadro macroeconómico de este año, no cabe duda de que ha recibido buenas noticias.

El trimestre en cuestión se ha saldado con cifras positivas. Más activos, más ocupados y menos parados, algo que no siempre ocurre a la vez. La encuesta de población activa (EPA), hecha pública ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), refleja un aumento de 136.000 activos en la economía española, hasta alcanzar la cifra récord de 18,75 millones. En consecuencia, la tasa de actividad sube al 54,87% de la población de 16 y más años. El número de ocupados también aumentó y en mayor cuantía (233.700 personas), hasta alcanzar los 16,66 millones (un 2,62% más), algo que vendrá bien para engordar los ingresos de la Seguridad Social.

Por su parte, el número de desempleados cayó en 97.600 personas, dejando la cifra global en 2,085 millones. En consecuencia, la tasa de paro se redujo 0,61 puntos, hasta el 11,12% de la población activa. Una buena tasa (la mejor en 12 meses), aunque lejos del 10,5% cosechado a finales de 2001, cuando la economía crecía todavía a un ritmo cercano al 4%. Por edades, la caída del paro se produjo en todos los grupos, salvo en el de 16 a 19 años, un tramo muy sensible a la formación profesional y que tiene como rémora la escasa experiencia laboral.

Los sindicatos alertan sobre la elevada temporalidad y la pérdida de vigor en la industria

En términos interanuales (se compara el segundo trimestre de este año con el mismo de 2002), los datos globales de la EPA también son positivos, aunque hay luces y sombras. La ocupación crece en 425.400 personas (2,62% más), y el número de activos en 484.200. En cambio, el número de parados aumenta en 58.800 personas (un 2,9%), reflejando la debilidad del mercado en la última parte del año 2002.

La distribución por sexos sigue estando muy escorada hacia el género masculino, cuya tasa de paro (7,95%) es la mitad que la del género femenino (15,79%). Sólo queda el consuelo de que de los 97.600 parados menos que se registraron en el segundo trimestre, 52.400 fueron mujeres, en mayor cuantía que los 45.200 hombres. Por sectores, el paro bajó en el segundo trimestre en la industria (14.600 personas), construcción (20.700) y, sobre todo, en los servicios (65.000), pero aumentó en la agricultura (9.700). Respecto al mismo trimestre de 2002, también en la industria registró una subida, de 24.800 personas.

Las previsiones, intactas

Los datos de la EPA fueron valorados ayer con optimismo por parte del Gobierno. El secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, indicó que el Ejecutivo mantendrá el objetivo oficial de empleo para este año, que fijaba una creación neta de 282.400 puestos de trabajo, un 1,8% más, pese a la próxima revisión a la baja de la previsión de crecimiento del PIB, que anunciará Rato la próxima semana. De Guindos volvió a criticar las cláusulas de revisión salarial que considera perjudiciales para la competitividad de las empresas y la continuidad de la generación de empleo.

Desde los sindicatos se maneja una valoración diferente. CC OO reconoció ayer que los datos de la EPA del segundo trimestre del año son 'más alentadores' que los de los tres primeros meses, pero consideró preocupante la evolución del empleo femenino y de la industria.

El sindicato recalca que en la industria se siguen registrando pérdida de puestos de trabajo. De hecho, el paro ha aumentado en este sector un 11,2% interanual. De la misma manera, CC OO considera 'negativa' la 'débil posición' de las mujeres en el mercado laboral. Ante esta situación, la central sindical pide al Gobierno que los esfuerzos se centren en una mayor inversión en tecnología e innovación de cara a los Presupuestos Generales del Estado de 2004, para aumentar la competitividad de las empresas y evitar la destrucción de puestos de trabajo, especialmente en la industria.

Desde UGT se recuerda que, pese a los avances, España sigue siendo el país con mayor tasa de paro y temporalidad de la UE.

Sólo la mitad de los nuevos empleos son fijos

El aumento de ocupados de abril a junio se distribuyó a partes iguales entre asalariados temporales e indefinidos. El número de contratos indefinidos creció en 120.800 (9,42 millones). Los contratos temporales aumentaron en la misma cuantía (119.300), hasta 4,15 millones. Al empleo por cuenta propia no le fue bien. En el caso de empresarios sin asalariados (1,8 millones), se produjo un descenso de 40.400 ocupados, en línea con la sangría de meses anteriores.

La contratación a tiempo parcial sigue siendo residual. Sólo se han registrado 35.700 contratos más, frente a los 198.000 de a tiempo completo.

Baleares lidera la actividad en el trimestre

La ocupación creció en todas las comunidades. Las mayores subidas se dieron en Andalucía, Baleares, Cataluña y Madrid, con un alza superior a las 20.000 personas. Porcentualmente, el crecimiento más fuerte del empleo se dio en islas Baleares (casi un 10% más respecto al trimestre anterior) y en Extremadura y Murcia, con un 5% y 4% más, respectivamente.

La tasa de paro más alta de todo el territorio nacional sigue dándose en Andalucía, donde permanece en desempleo el 18,17% de la población activa. En el otro extremo, y próximo al pleno empleo, se sitúa Navarra, con una tasa de paro del 5,1%.

480.000 familias con todos sus miembros en paro

El número de hogares que tienen a todos sus miembros activos trabajando aumentó en 116.100 respecto al primer trimestre y se situó en 8,68 millones. Ello fortalece la situación financiera del núcleo familiar.

No obstante, hay todavía casi medio millón (480.000) de hogares con todos los miembros activos en paro. La cifra se ha reducido en 28.400 personas respecto a la de hace tres meses, pero sigue siendo muy alta. A ello se suman los 3,45 millones de hogares en los que no hay ningún activo y que subsisten con ayudas sociales o pensiones de la Seguridad Social.