Argentina

Un ministro argentino rechaza que suban las tarifas las privatizadas

El ministro de Planificación Federal del Gobierno argentino, Julio de Vido, aseguró ayer que Argentina no aceptará presiones en favor de un aumento de las tarifas de las empresas públicas privatizadas.

'El presidente (Néstor) Kirchner no va a aceptar un aumento a pesar de las grandes presiones, esta es una pelea que tenemos que dar todos juntos', dijo De Vido durante una reunión con los productores agrupados en la Federación Agraria Argentina (FAA).

La intervención del ministro, uno de los más estrechos colaboradores del presidente argentino, se produjo ayer y en vísperas de la visita al país del ministro de Finanzas de Francia, Francis Mer, quien desea hablar de la situación de las tarifas e inversiones de las compañías de su país en Argentina.

'Me comuniqué con la Embajada de Francia y, si el ministro de Finanzas de ese país, Francis Mer, viene a Argentina para hablar sólo de este asunto, no lo vamos a recibir. Creemos que apretarnos (presionarnos) no es el camino', afirmó De Vido.

Mer llegará a Buenos Aires el viernes y quiere plantear ante el Gobierno argentino la situación de las tarifas de servicios privatizados en los que participan firmas de su país.

La semana pasada, el presidente Kirchner no concurrió a un encuentro que tenía previsto con la patronal francesa Medef, en una actitud que fue interpretada como hostil a cualquier negociación sobre la cuestión de las tarifas. En Madrid mantuvo una tensa reunión con empresarios.