Resultados

El beneficio del Sabadell sube un 3,6% por el recorte del gasto

La cuenta de resultados del primer semestre del año de Banco Sabadell empieza a mostrar los frutos del plan de ajuste y de renovación informática que ha aplicado la entidad que preside Josep Oliu. Con la ayuda esencial del consejero director general, Juan María Nin, Oliu ha logrado sacar al banco del bache de resultados que ha padecido durante los últimos tres ejercicios. Según un portavoz de la entidad, 'hemos conseguido que el beneficio se genere por los resultados recurrentes -el negocio bancario tradicional- y menos por los resultados no recurrentes -los ingresos extraordinarios o por puesta en equivalencia-'.

El margen de intermediación de la entidad ha crecido durante los seis primeros meses del año en un 7,5%, fruto del incremento de la inversión crediticia (que aumentó un 16,6%) y de la decisión de contabilizar una mayor parte de los resultados de las participadas vía dividendo en vez de consolidarlos por puesta en equivalencia.

Concretamente, los dividendos incluidos en el margen de intermediación hasta junio ascendieron a 19,3 millones de euros, frente a 13,8 millones en el mismo periodo de 2002. 'Consideramos que el negocio de la aseguradora, la correduría o la inmobiliaria forman parte del negocio recurrente del banco', explicó el mismo portavoz.

El aumento de las comisiones y, sobre todo, una fortísima alza de los resultados por operaciones financieras (que pasan de tres millones de pérdidas a 24 millones de beneficio) han permitido al banco catalán mejorar su margen ordinario en un 12,1%. 'El cambio de tendencia en la Bolsa nos ha dado la oportunidad de liquidar unas partidas de títulos de renta variable que han reportado altos beneficios', indicó el portavoz.

Al buen comportamiento del negocio bancario se ha unido un fuerte control en las partidas de gasto. Los costes operativos de la entidad se redujeron hasta junio en casi un 5%. Este descenso se ha debido principalmente a una menor inversión en informática, ya que durante los últimos tres años la entidad ha implantado una nueva plataforma con la que ya están operando las diferentes marcas del grupo: Sabadell, Solbank, Banco Herrero y Activobank.

La implantación de esta plataforma, cuyo coste total ha ascendido a 96 millones de euros, ha conllevado un recorte de las plantillas en los servicios centrales de los diferentes bancos que forman el grupo Sabadell. Durante 2002, el banco prescindió de 268 personas, de las que 192 fueron prejubiladas y 76 optaron por acogerse al plan de bajas voluntarias.

Está previsto que las prejubilaciones continúen a lo largo de este año, 'pero en paralelo contratamos gente joven para las nuevas oficinas', aseguró el portavoz. La entidad catalana está a la espera de la autorización del Banco de España para realizar prejubilaciones contra reservas, ya que cuenta con un colectivo de unas 200 personas mayores de 57 años.

Mejor ratio de eficiencia

El objetivo de este plan, cuyo máximo impulsor ha sido Nin, es alcanzar una ratio de eficiencia del 50% en 2004. Durante el primer semestre de 2003, el banco ha logrado situar esta ratio en el 51,02%, frente al 60,12% con que cerró el primer semestre de 2002.

El aumento de ingresos y el recorte de costes ha favorecido una mejora del margen de explotación del 41,4%. Este aumento contrasta con la caída del 32,6% del margen de explotación con que la entidad cerró el ejercicio 2002.

En la parte final de la cuenta destaca un descenso de los resultados por puesta en equivalencia, que han disminuido un 50% debido a la decisión de contabilizarlos como dividendo. Las dotaciones por insolvencia han aumentado un 41%, puesto que la entidad ha realizado una provisión extraordinaria voluntaria.

Finalmente, los resultados extraordinarios han retrocedido en un 52%, ya que en el primer semestre de 2002 el Sabadell vendió gran cantidad de inmuebles.

Activobank mantendrá sus dos únicas oficinas

Durante el primer semestre del presente ejercicio, Banco Sabadell ha integrado a Activobank como unidad de negocio de banca comercial, cabecera de la banca por Internet del grupo. Esta integración ha supuesto que Activobank se haya integrado en la plataforma informática del Sabadell y que su ficha bancaria se haya dado de baja.

Dentro del plan de ahorro de costes también estaba previsto que las dos oficinas que Activobank posee en Madrid y Barcelona se cerraran o pasaran a formar parte de la red del Sabadell. Finalmente, sin embargo, el grupo ha decidido que se mantengan en activo bajo la marca comercial Activobank, según señalaron fuentes del grupo.

Con las medidas adoptadas, se prevé que el negocio de Activobank alcance el equilibrio financiero durante el actual ejercicio y que registre resultados positivos en 2004.

Por su parte, Ibersecurities ya está operando como sociedad independiente con el objetivo de reforzar la aportación de valor a las áreas de gestión de activos, banca privada y banca personal del grupo Sabadell.

El crédito a la empresa crece más que las hipotecas

Banco Sabadell ha registrado un aumento de la inversión crediticia del 16,6%, hasta situarse en 23.323 millones de euros, en los seis primeros meses del año. Según un comunicado de la propia entidad, 'la constante adecuación de la oferta crediticia a la evolución del mercado y a la intensa actividad desarrollada en banca de empresas han sido fundamentales para conseguir este incremento'.

Dentro de esta actividad destaca que la financiación a compañías ha aumentado un 18,26%, por encima incluso del crecimiento de los préstamos hipotecarios a particulares, que han subido un 16,7% si se compara con el cierre de junio del año anterior.

Pese al crecimiento, la morosidad ha disminuido muy ligeramente, al pasar del 0,53% al 0,45%. El índice de cobertura sobre deudores se ha situado en el 391%, sin contabilizar las garantías hipotecarias adicionales. Con garantías hipotecarias la cobertura es del 416%.

Los recursos en balance han crecido durante los seis primeros meses del año un 9,2%, hasta situarse en 23.007 millones. Los depósitos de clientes han aumentado un 16,4%. El total de los recursos gestionados dentro y fuera de balance ha ascendido a 30.036 millones, un 11,1% más que un año antes.

El grupo Banco Sabadell cuenta actualmente con una red oficinas formada por 927 locales, seis más que hace un año. La plantilla total del grupo se redujo de 7.779 a 7.627 trabajadores.