EE UU

La confianza de los consumidores de EE UU sube en julio

La confianza del consumidor estadounidense mejoró a principios de julio, según mostró ayer el índice de la Universidad de Michigan, una medición del ánimo de los consumidores muy seguida por los mercados.

El índice registró una lectura preliminar de 90,3 en julio, una mejoría respecto de la lectura final de junio de 89,7. La cifra de julio fue mayor a los pronósticos de los analistas, de 90.

'Pienso que la confianza de los consumidores mejorará lentamente, mientras no veamos una gran mejoría en la economía. Se necesitará una recuperación en el empleo para que realmente haya una mejoría en las expectativas', dijo Tracy Rahn, economista de Royal Bank of Scotland, en Nueva York.

Los analistas están atentos a los índices de confianza del consumidor para obtener señales sobre el gasto del consumidor, pilar fundamental de la economía de Estados Unidos, en momentos en que el gasto empresarial está moribundo.

El índice preliminar de julio de las condiciones actuales, que da seguimiento al punto de vista de los consumidores sobre su situación financiera presente, subió a 102,8 en julio, de 94,7 en junio.

Temor al paro

El índice de las expectativas, que mide las actitudes de los consumidores para las próximos 12 meses, bajó a 82,7 en julio, desde 86,4 en junio, una tendencia que los analistas atribuyeron a la mala situación del mercado laboral.

'Incluso la gente que no ha perdido su empleo ahora empieza a temer que pueden ser despedidos en algún momento', aseguraba Patrick Fearon, economista de AG Edwards & Sons en St. Louis.

El dólar se mantuvo prácticamente invariable tras la publicación de estos datos y de resultados decepcionantes de empresas, que dieron señales confusas sobre las posibilidades de recuperación de la economía en EE UU.

La divisa europea se cotizaba a 1,128 dólares, frente a los 1,1213 dólares del cierre de ayer. Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) fijó el cambio oficial del euro en 1,1205 dólares.