Compras

Endesa condiciona la compra de Snet a que la UE autorice el pacto con EDF

Las largas negociaciones que Endesa mantiene con Charbonnages de France para adquirir el 51,25% del capital de la empresa gala Snet deberán superar todavía un obstáculo para alcanzar un acuerdo definitivo. El grupo español, que es propietario del 30% de Snet desde 2001, condiciona la compra del 51,25% a que las autoridades comunitarias aprueben el contrato de venta de electricidad a æpermil;lectricité de France (EDF) que está ligado a la citada operación.

Fuentes consultadas señalan que el precio de esa participación adicional no puede ser el mismo con un acuerdo de venta de la mayor parte de la energía producida por Snet a EDF que si ese pacto no puede salir adelante. Y se añade que esta posición no significa necesariamente que si la UE no acepta ese contrato se anule la adquisición, aunque esta posibilidad tampoco se descarta. Lo que sí supondría es reiniciar parte de las conversaciones.

Esta larga y compleja transacción incluye ahora que el 80% de la producción anual de Snet, que se eleva a 6.000 gigavatios por hora, sea vendida a clientes finales por EDF. Para Endesa es una fórmula que permite asegurarse la colocación de la energía en un mercado tan dominado por el grupo presidido por Roussely, que además es propietaria del 19% restante de Snet.

ENDESA 18,16 -0,22%

No obstante, las negociaciones entre Endesa y Charbonnages de France han experimentado avances muy significativos. Aunque la empresa española no quiere confirmar la veracidad de los datos surgidos en Francia, se admite que se ha alcanzado un acuerdo sobre el precio y que éste se elevaría a unos 450 millones de euros. Pero también existe otra condición: Endesa no realizará aportaciones dinerarias adicionales hasta el año 2006, ya que la eléctrica que preside Pizarro mantiene en firme la prioridad de reducir su endeudamiento financiero.

No obstante, la transacción ya ha superado otros trámites como la autorización de las autoridades ministeriales galas y del Consejo de Estado de Francia.

Esta operación, pese al gigantesco tamaño de EDF, supondría un paso en la apertura del mercado eléctrico de ese país. En medios cercanos a esa operación se ha considerado que desde la cúpula de la compañía no se ha apoyado totalmente la entrada de Endesa. El líder eléctrico francés modificó su acuerdo de compra con Snet, reduciendo tanto la cantidad de energía anual como los años de duración.

Opción de compra

En este contexto, Endesa, que pagó 452 millones de euros por el 30% tras conseguir esa adjudicación por concurso internacional, se negó a ejecutar la opción de compra por el 51,25% a un precio similar. Y la opción concluyó el pasado 31 de diciembre.

Snet cuenta con ocho grupo térmicos de carbón, con un total de 2.604 megavatios de potencia instalada. También tiene una participación de control sobre la central polaca de Bialy-stock.

Además, Endesa opera en Francia con la compra de energía en el mercado spot y su venta a clientes con capacidad de elección. En Francia contaba con 227 puntos de suministro a clientes el pasado año.