Telecomunicación

Telefónica solicita permiso para dar cine y televisión por su red

Después de dos años de experimentar el servicio entre sus empleados en Alicante, Telefónica ha solicitado la autorización del Gobierno para iniciar la fase de comercialización, con carácter general, de su marca Imagenio.

Imagenio es una nueva forma de difusión y venta de contenidos audiovisuales -programas de televisión, radio digital y cine en la modalidad de vídeo bajo demanda- a través de la red de señales convencional de la operadora. Para ello utiliza una tecnología de aceleración y compresión de señales que es un desarrollo del ADSL, el sistema con que la propia Telefónica ofrece servicios de Internet en banda ancha a más de un millón de usuarios en España.

La empresa que preside César Alierta inició los trámites para el lanzamiento de Imagenio en abril ante el Ministerio de Economía. El departamento de Rodrigo Rato abrió expediente, y hace un mes se dirigió al Ministerio de Ciencia y Tecnología y a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) para solicitar la redacción de informes consultivos sobre Imagenio.

TELEFÓNICA 3,67 -0,56%

Fuentes cercanas a la CMT han asegurado que este organismo ha creado una comisión de estudio 'que emitirá su informe dentro del plazo legal'. Aunque afirman que el servicio es 'bastante atípico', reconocen que 'es improbable que haya grandes objeciones que plantear'. Fuentes de Ciencia y Tecnología señalaron que su informe 'está muy avanzado' y coincidieron en que 'no planteará exigencias insalvables'.

Una vez que Economía tenga los informes, deberá decidir sobre la petición de autorización. En caso de que su dictamen sea positivo, remitirá el expediente a la Comisión Delegada para Asuntos Económicos, a fin de que estudie y apruebe los precios de Imagenio.

Replicable y neutral

Imagenio, en su fase precomercial, ha sido objeto de iniciativas legales por parte de los competidores de Telefónica y de la Administración. La Asociación de Operadores de Cable incluyó reclamaciones sobre el servicio en su demanda ante la Audiencia Nacional para denunciar el incumplimiento de las obligaciones contraídas por Telefónica en los concursos de adjudicación de las licencias de comunicaciones por cable. Imagenio también es protagonista en las condiciones impuestas por el Gobierno para autorizar las fusión de las plataformas de TV digital.

Con el fin de intentar evitar que problemas legislativos o administrativos puedan entorpecer el lanzamiento del servicio, fuentes oficiales de Telefónica aseguran que la empresa ha diseñado el proyecto comercial de Imagenio de forma que sea 'replicable por parte de cualquier otro operador de telecomunicaciones en las mismas condiciones que lo ofrecerá Telefónica'. Afirman, además, que 'es neutral en su forma de acceso, ya que respeta escrupulosamente la reglamentación en vigor sobre la liberalización del bucle local de abonado'. En este sentido, existirá un servicio mayorista de Imagenio que será ofrecido por Telefónica Cable y, de forma independiente, un servicio minorista del que será responsable Telefónica de España.

Las compañías de cable afirman que estudiarán la adecuación a la legalidad de las condiciones de la prestación del servicio Imagenio.

Un lanzamiento que se hará con cuentagotas

Telefónica ha solicitado permiso al Gobierno para hacer el lanzamiento de Imagenio con carácter comercial y en toda España, pero sus planes para la expansión son muy cautos.

Las siete centrales de conmutación de la red de Telefónica de la ciudad de Alicante, donde se han realizado las pruebas precomerciales, están ya adaptadas a los exigentes requerimientos tecnológicos de banda ancha que demanda el nuevo servicio. Fuentes de la operadora aseguran que aproximadamente la mitad de las centrales del casco urbano de Madrid, unas 32, y de Barcelona, unas 26, podrían estar capacitadas para soportar Imagenio, una vez que éste sea autorizado por el Gobierno.

Telefónica, por ahora, no se muestra interesada en extender más la cobertura del servicio, ya que reconoce que 'exige una inversión muy alta y hasta la fecha no conocemos cuál puede ser el comportamiento de los usuarios ante esta novedad'.

Los técnicos de la compañía señalan que, 'para recibir Imagenio, cualquier usuario tendrá que darse de baja en el servicio de telecomunicaciones que reciba con anterioridad, incluso si se trata de clientes de ADSL de la propia Telefónica'.

En Europa han comenzado a proliferar servicios similares a Imagenio. En Italia existe una oferta denominada Fast Web y Telecom Italia ha iniciado una experiencia de vídeo bajo demanda a través de su red telefónica. La operadora Deutsche Telekom tiene una oferta propia en fase precomercial y en el Reino Unido se han iniciado pruebas bajo la marca Home Choice.

Telefónica de España y Securitas Direct, por otra parte, han firmado un acuerdo para la comercialización de servicios avanzados de seguridad por televigilancia en el hogar y los negocios a través de la Red. La compañía de seguridad aportará la vigilancia de 24 horas durante los 365 días del año, y Telefónica su red inteligente.