John Chambers

'La recuperación llegará con retraso al sector tecnológico'

John Chambers, presidente de Cisco Systems (la mayor empresa proveedora de tecnología de Internet del mundo) desde 1993, ha protagonizado esta semana una fuerte polémica sobre si se produce o no una rápida recuperación del mercado tecnológico.

Chambers, que colocó a Cisco como segundo valor más negociado en Bolsa después de Microsoft y ha sido asesor de los dos últimos presidentes de EE UU, conversó el pasado lunes con 25 periodistas internacionales en la sede central de Cisco, en San José (California) sobre la situación actual y las apuestas futuras de Cisco. Sus declaraciones fueron confundidas por la publicación holandesa Het Financieele Dagblad, provocando el pasado miércoles una subida del valor de la compañía de hasta un 5%, aunque la subida final fue de un 0,37%.

Pregunta. La crisis de EE UU ha afectado fuertemente a las empresas relacionadas con la tecnología y las puntocom. Parece que el mercado comienza a recuperarse. ¿En qué situación cree que se encuentra el sector?

Respuesta. Creo que en estos momentos el mercado está en una situación de transición. No podemos saber cuándo va a iniciarse el nuevo ciclo de expansión económica, aunque parece que hay algunas señales de que las cosas empiezan a mejorar. Nadie puede saber cuándo va a producirse la recuperación.

P. ¿Cuál cree que será el papel de las empresas tecnológicas en la recuperación?

R. Los proveedores de tecnología para las empresas entre las que se encuentra Cisco comenzarán a notar el repunte entre, al menos, seis meses y año y medio después del inicio de la recuperación. Nuestra visión es que las pymes liderarán el proceso, seguidas luego por ciertas empresas multinacionales.

P. ¿Cree que el lanzamiento de un nuevo producto tecnológico que revolucione el mercado puede cambiar la situación?

R. No creo. Nosotros pensamos que hasta dos o cuatro meses después de que las empresas comiencen a superar la crisis no van a invertir en nuevas tecnologías. Estamos en un momento de transición y por este motivo creemos que es un buen momento para trabajar sobre productos que estén disponibles para las empresas cuando vuelvan a invertir en nuevas tecnologías.

P. ¿Cree que la tecnología inalámbrica será la próxima revolución?

R. La tecnología inalámbrica de transmisión de datos puede ser protagonista del próximo ciclo de expansión de la economía, pero combinada con otros elementos como la transmisión de imágenes y de voz. Puede que sea así, pero también puede que finalmente sea otro producto. No podemos saberlo, a pesar de que en este momento es nuestra principal apuesta. Creemos que el futuro está en la creación de una auténtica arquitectura de transmisión de datos, imágenes y voz, tanto para las empresas como para los usuarios particulares. Nosotros la llamamos red de información inteligente. Se trata de poder transmitir cualquier tipo de contenido desde cualquier tipo de acceso.

P. ¿Es ése el futuro de Cisco, su principal apuesta de crecimiento para el futuro?

R. Sí, esa es nuestra principal apuesta en estos momentos. Los datos económicos, además, nos están dando la razón. Pero nosotros somos agnósticos en cuanto a la tecnología y en cuanto a quién gana. Creemos que las empresas deben ser flexibles y seguir las tendencias del mercado. Cisco es una empresa flexible y por esto tenemos expectativas sobre varias tecnologías en las que estamos trabajando, además de la transmisión inalámbrica, que pueden hacer explotar el próximo ciclo económico.

P. ¿Cuál cree que debe ser el papel de los Gobiernos frente a los nuevos productos?

R. Creemos que los Gobiernos pueden ser una pieza clave en el desarrollo de las nuevas tecnologías. La regulación que hagan es un factor fundamental para el desarrollo de la tecnología.