Actividad

El BCE mantiene los tipos a pesar del estancamiento económico

El BCE ha cumplido con su parte. Ahora le toca a los gobernantes. Son ellos quienes tienen la clave para producir un redespliegue económico en Europa'. Palabra más, palabra menos, este fue el mensaje que lanzó ayer Duisenberg al explicar por qué el organismo monetario de la eurozona ha decidido dejar los tipos de interés sin cambios.

En la rueda de prensa en la cual anunció que los tipos se mantendrán en el 2%, el banquero holandés manifestó que el precio del dinero se encuentra en un nivel 'apropiado' y vaticinó que permanecerá en esa posición durante 'bastante tiempo, pues la orientación actual de la política monetaria es la apropiada'.

En este sentido, el presidente del banco fue muy claro al dejar en el terreno de los Gobiernos de la eurozona la tarea de coordinar esfuerzos para alentar una recuperación económica. 'Parte de la debilidad económica del área puede atribuirse a la falta de ambición en las áreas de reforma fiscal y estructural en aras de mejorar las condiciones para la inversión y el empleo', sostuvo.

Lucas Papademos: 'Estamos esperando una recuperación más modesta que en el pasado'

Nout Wellink : 'Hay momentos en que flexibilizar la política monetaria no funciona más'

Ernst Welteke: 'Sin confianza de las empresas, la mejora de la liquidez no eleva sola la inversión'

De esta manera, Duisenberg aludió sin mencionarlos a los profundos cambios en las relaciones laborales y en la fiscalidad que, desde hace muchos años, vienen reclamando el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Ayer, poco antes del anuncio del BCE, la Oficina de Estadística de la CE informó que en el primer trimestre de este año el PIB de la zona euro aumentó un 0,1% respecto al trimestre anterior, lo mismo que en el cuarto trimestre de 2002, pero una décima más de lo anunciado hace un mes. Las inversiones cayeron un 1,2% tras un incremento del 0,2% en el último trimestre de 2002.

Menos inflación

Según Duisenberg, la recuperación en las segunda mitad de 2003 'será muy gradual'. Para el presidente del BCE, 'seguimos esperando, en términos generales, un fortalecimiento gradual de la actividad económica en el área, que será apoyado por una menor inflación y, por ello, mayores ingresos reales, tipos de interés más bajos y una recuperación de la demanda externa'.

Sin embargo, el banquero advirtió que persisten los riesgos a la baja para la recuperación en Europa, los que hizo derivar de los desequilibrios macroeconómicos fuera de la eurozona. En concreto, el déficit por cuenta corriente de EE UU y el anémico crecimiento de Japón. Además, cifró la inflación de este año en la zona en el 2%.

Asimismo, Duisenberg confirmó que el gobernador del Banco de Francia, Jean- Claude Trichet, lo reemplazará en su cargo a partir del 1 de noviembre, una vez que la justicia francesa lo exculpó de los cargos que se presentaron en su contra en el caso del Crédit Lyonnais.