Divisas

El euro sufre un fuerte retroceso y se sitúa sobre 1,14 dólares

El ascenso del índice ISM de actividad no manufacturera en EEUU, por encima de lo previsto, compensó los malos datos de desempleo y benefició al dólar frente al euro, que cedió ligeramente en las primeras horas de la tarde. Tras un inicio de sesión con ligeras subidas, la moneda única empezaba a caer, y a las 17.30 horas se paga en Francfort a 1,1458 dólares, frente a los 1,1516 dólares de la jornada anterior, lo que supone un retroceso del 0,6%. Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) ha fijado el cambio oficial del euro en 1,1457 dólares. Los expertos consideran que el euro se cambiará en los próximos días entre 1,1400 y 1,160 dólares.

Ayer, la Comisión Europea dijo que la fortaleza del euro en los mercados beneficiará al crecimiento de la eurozona, cuya economía debería iniciar una recuperación gradual durante la segunda mitad del 2003, aunque los riesgos permanecen. El Ejecutivo espera un aumento del crecimiento de la eurozona en los próximos seis meses.

Sin embargo, este mediodía el canciller alemán, Gerhard Schröeder, afirmó que la reciente alza del euro frente al dólar pone en riesgo la reactivación de la débil economía europea. "Hay señales que son causa de preocupación, tales como la cambiada relación entre el euro y el dólar, que naturalmente está creando más dificultades para las exportaciones de las que desearíamos".

Por otra parte, en la sesión del mercado de divisas de Tokio, el euro se depreció más de medio punto frente a la moneda japonesa y se intercambió a 135,61 yenes, en comparación con los 136,21 del inicio de la jornada en Japón.