Mercado

Corporación IBV vende un 6% de Gamesa por debajo de su precio de mercado

La cotización de Gamesa ha permanecido suspendida en la primera hora de negociación del parqué madrileño, después de que ayer, a cierre de mercado, su accionista principal, Corporación IBV Servicios y Tecnologías, que controla un 37,8% del capital, vendiera el 6% de la aeronáutica a un precio de 18,6 euros.

IBV se ha desprendido de 4,866 millones de acciones, por lo que la operación supone unos ingresos para la corporación de 90,507 millones de euros, informó hoy la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La venta se realizó en la modalidad de 'bought deal', y a través de UBS Limited.

La cantidad en que se efectuó la operación está por debajo de los 18,99 euros a los que cerró ayer la cotización de Gamesa. Después de esta operación, la participación de IBV en Gamesa se reduce al 31,8% de su capital social.

GAMESA 16,98 -4,42%

Los títulos de la empresa volvieron al parqué a las 10.00 horas, con una fuerte caída del 2,05%, que situaban sus títulos a un precio de 18,57 euros. Posteriormente, las pérdidas han ido avanzando, y al cierre registró la cuarta mayor caída del mercado continuo, el 4,42%. Los expertos consultados por EFE apuntaron que el mercado recibió la noticia con cierta inquietud, debido a que la venta de esta participación podría significar una pérdida de confianza en el negocio de Gamesa.

No obstante, recordaron que Corporación IBV mantendrá todavía una participación del 31,8% en Gamesa, compañía que en el primer trimestre del año multiplicó por seis su beneficio neto, hasta alcanzar 99,46 millones de euros. Pese a la caída de hoy, las acciones de Gamesa, grupo industrial que opera en los sectores aeronáutico y energético, registran una revalorización anual del 16,27 por ciento.

Gamesa espera que se amplie la capacidad de instalar generadores eólicos

El director general de Gamesa Energía Europa, Teodoro Monzón, manifestó hoy su confianza en que el Ministerio de Economía revise en el plazo de tres ó cuatro años la planificación de potencia eólica instalada prevista para 2011 con el fin de que se pueda aumentar la estimación que, inicialmente, fija 13.000 megawatios de potencia eólica instalada para dicho año.

En su opinión, España, por su ubicación, "tiene potencial eólico a explotar" y los promotores están dispuestos a invertir en su desarrollo. De hecho, en estos momentos España es el segundo país a nivel mundial en lo que se refiere a potencia eólica instalada.

Por lo que respecta a los costes de la energía eólica, al igual que en la producción a partir de otras energías renovables, reconoció que la inversión "es más costosa" y, además, la vida media de las plantas es de 20 años, mientras que en otras plantas de generación eléctrica se les da 25, 30 ó hasta 40 años.