Investigación

El BCE vigila la subida de precios de la vivienda en España

La consejera ejecutiva del Banco Central Europeo, Gertrude Tumpel-Gugerell, afirmó ayer que la 'sobrevaloración' de los precios de la vivienda en España podría llegar a arriesgar la estabilidad del sistema financiero. Además, señaló que la institución monetaria está 'vigilando' la evolución de los precios en el sector inmobiliario español.

Pese a destacar la fuerte subida del valor de los inmuebles, matizó que espera un cambio de tendencia en los próximos meses y evitó hablar de 'burbuja inmobiliaria' durante su conferencia en el III Encuentro Financiero Internacional organizado por Caja Madrid.

Pese al aumento de precios de los pisos y del volumen de créditos hipotecarios, la tasa de morosidad en estos préstamos marcó un mínimo histórico trimestral el pasado mes de marzo al situarse en el 0,569%, según los datos que difundió ayer la Asociación Hipotecaria Española (AHE). Es el índice más bajo desde diciembre de 1998, tal como recoge la serie histórica de esta asociación.

Baja la morosidad

En un año esta tasa de morosidad ha caído un 9,4%, ya que en marzo de 2002 se situó en el 0,628%. Sigue en la senda bajista de los últimos cinco años con ligeros altibajos. Los bancos muestran una tasa del 0,441%, también descendente en los últimos dos años. Mientras en las cajas es algo más alta, del 0,584%. El volumen total de créditos sigue en ritmo ascendente por el contrario, y en marzo acumuló 324.841 millones de euros, un 22% más.

La explicación repetida por los expertos para justifica la bajada de la morosidad es el fuerte ritmo de crecimiento del volumen créditos, que difumina el efecto de los dudosos haciendo que pesen menos sobre el total.

Pese a todo, la tasa de morosidad de las hipotecas es mucho menor que la de créditos a particulares, que en marzo cayó al 0,985%, dos centésimas menos que en el último trimestre del año, según los datos de la AHE. En créditos personales, el índice de dudosidad se situó en el 1,443%, algo superior a la de diciembre de 2002.