Gestión

Uralita ajusta las inversiones y los costes para volver a los beneficios en 2004

El vuelco en la gestión de Uralita que impulsa la familia Serratosa desde que asumió el control de la empresa en diciembre pasado se ha plasmado en un plan estratégico para el periodo 2004-2006 que fue presentado ayer por su presidente Javier Serratosa.

La esencia del plan es un proceso de saneamiento de varios negocios deficitarios, la reducción de los costes y un ajuste drástico de inversiones, que se limitarán a las tareas mínimas de reposición del activo industrial, por lo que no superarán los 80 millones anuales. Con estas medidas, Uralita espera acumular un flujo de caja libre de 251 millones de euros en los próximos tres años, frente a los 100 millones negativos del trienio 2000-2002.

Al mismo tiempo, la política de dividendos será conservadora en el periodo, por lo que no se alcanzará el pay out del 50% anunciado por el presidente días atrás hasta que el nivel de deuda sea considerado razonable, es decir, hasta que se sitúe en 1,7 veces el resultado bruto de explotación (Ebitda). Hoy día la ratio es de 3,2 veces.

Al mismo tiempo, Uralita procederá a vender activos inmobiliarios ociosos, práctica habitual estos últimos años. En concreto, tiene inventariados bienes por valor de 62 millones, que enajenará de forma inmediata.

Las medidas de saneamiento deberían dar sus frutos a partir de 2004. De momento, en 2003 el grupo registrará perdidas de 35 millones por las minusvalías generadas al desprenderse de varios negocios y fábricas y por el coste de la indemnización de los directivos de la etapa anterior, no cuantificado por el presidente. Sin imputar estas pérdidas, el grupo alcanzaría un beneficio este año de unos 20 o 25 millones.

En conjunto, si la estrategia da resultado, el beneficio de Uralita crecerá a una tasa anual acumulativa del 34,1% entre 2002, cuando ganó 17 millones, y 2006, año en que espera lograr un beneficio neto de 55 millones. El Ebitda crecerá a una tasa anual del 11,2% entre 2002 y 2006, por lo que debería pasar de 164 millones a 223 al concluir el plan.

Las ventas tendrán aumentos moderados durante el periodo al pasar de los 1.333 millones previstos para 2003 a cerca de 1.452 en 2006.

Al mismo tiempo, el plan ha definido los sectores estratégicos y los que no lo son. En los primeros se incluyen los aislantes (lana de vidrio y el plástico XPS), sistemas de tuberías, tejas y yesos. A partir de 2007, Uralita espera desarrollar estos negocios, a través de inversiones, alianzas y nuevos productos, según el presidente.

Los no estratégicos (química, los productos aislantes, lana de roca y EPS, cerámica plana, cubiertas, perfiles y paneles, termoarcilla y el negocio de tejas en Brasil) se sanearán y venderán sin prisa, cuando haya buenas ofertas sobre la mesa.