Crisis

La crisis de Jazztel se agrava con la salida del 10% de la plantilla

Cien empleados de los 180 que tiene la plantilla de Adatel Telecomunicaciones, la única participada del grupo Jazztel que arrojó resultados positivos el año pasado, han abandonado la compañía. El grupo cuenta con 1.015 empleados. Unos de forma individual y otros de forma colectiva, los cesantes de Adatel han remitido cartas al nuevo director general, Rafael Conejos, en las que explican su decisión de dejar su puesto de trabajo porque 'los malos resultados operativos de Jazztel y su agónica reestructuración de la deuda nos hacen dudar de la viabilidad del proyecto'.

Denuncian, además, que 'el objetivo de los nuevos propietarios (la sociedad de capital riesgo británica Spectrum) es 'colocar Jazztel y salir corriendo, sin importar lo que ocurra el día después'.

El abandono de más de la mitad de la plantilla de Adatel coincide con la salida de tres altos directivos de la matriz: Pedro Mayor, director general para España; Javier García, director de marketing, y Paco Franco, director general de Jazztel y gerente y fundador de Adatel.

Franco, en un acta notarial afirma que dimite de sus cargos por 'discrepancias con el rumbo que ha tomado el proyecto de la matriz, al no ser atendidas las reiteradas peticiones para garantizar el futuro de la sociedad'.

Directivos y empleados del Centro de Cálculo de Sabadell, filial de Jazztel con cerca de 400 trabajadores, han explicado que estudian una salida a 'la delicada situación de la empresa a través de un MBO que permita a la plantilla hacerse cargo del futuro de la sociedad'. Por otra parte, Antonio Carro, vicepresidente ejecutivo de Jazztel, anunció ayer a sus colaboradores que deja 'todas las funciones ejecutivas'. 'Me quedo con vosotros como consejero', añadió. Fuentes oficiales de Jazztel han asegurado que las motivaciones de la salida de Carro nada tiene que ver con la de los otros empleados que abandonan la compañía. Además, han señalado que 100 trabajadores de Adatel no pueden ser considerados como empleados de la matriz y sus problemas se circunscriben a la filial exclusivamente. Explican, además, que la única salida voluntaria de directivos de la empresa es la de Paco Franco. 'Javier García y Pedro Mayor fueron despedidos e indemnizados por el nuevo consejero delegado, Roberto de Diego, porque no lograron cumplir los objetivos empresariales marcados', aseguraron.

Futuro incierto para las filiales de la compañía

Los trabajadores que han abandonado el proyecto afirman que Jazztel prepara la liquidación de las filiales y para demostrarlo remiten a un hecho relevante de la empresa a la CNMV en la que afirma que, 'si fuera necesario y para compensar las pérdidas', se podría 'derivar una disolución y liquidación forzosa' de las filiales.

Jazztel dice que gestiona el grupo para asegurar su viabilidad.

5

Los empleados se fugaron a una competidora

La dirección de Jazztel acusa a los 100 empleados de tránsfugas, ya que han abandonado sus puestos de trabajo tras haber creado previamente una compañía que hace la competencia a Adatel.

Los 100 trabajadores que cesaron reconocen que en los últimos meses se han integrado en tres proyectos -MDtel, Rystel y Movil Phone-, pero siempre después de su salida de Jazztel.

4

Sobresueldos a los directivos tras el ERE

Los trabajadores que abandonan Jazztel acusan a la dirección de enriquecimiento al repartir en febrero último 1,2 millones en bonus y 21 millones de opciones entre cuatro ejecutivos cuando la plantilla tuvo variable cero durante dos años y sufrió un ERE con 168 despidos.

Jazztel niega la existencia de un bonus y dice que los directivos recibieron la cantidad citada por reformar a la baja sus contratos.

3

Crédito de la matriz avalado con Adatel

Los empleados cesantes afirman que Jazztel no recibe crédito de los bancos y que tiene un préstamo de JP Morgan por 30 millones que están avalados por Adatel, como única empresa del grupo.

Jazztel afirma que el proyecto de negocio de la operadora está completamente financiado y que las duras medidas de gestión adoptadas, entre otras los despidos, han mejorado la situación empresarial.

2

Spectrun ha vendido la mitad de sus acciones

Los empleados que abandonan Jazztel dicen que el propietario, Spectrum, practica una política de venta de su participación que concluirá con su salida definitiva del capital en otoño. Tenía el 22% y sólo conserva el 12,63%.

Jazztel dice que Spectrum hace plusvalías con la venta de acciones por el cambio del euro, pero afirman que esta estrategia no condiciona la financiación de la operadora.

1