Reestructuración

La deuda neta de Fiat aumentó en junio hasta 6.200 millones

La deuda neta del grupo automovilístico Fiat aumentó en junio hasta los 6.200 millones de euros, frente a los 5.200 millones del primer trimestre del año, lo que podría obligar a la compañía a recurrir a nuevas financiaciones. Este incremento de la deuda en mil millones pone de manifiesto las dificultades de la actual gestión operativa de Fiat, inmersa en la crisis más grave de su historia, lo que le ha obligado a poner en marcha un tercer plan de reestructuración.

Junto a Fiat, también incrementan su capital las dos financieras de la familia Agnelli, IFI (por valor de 456,7 millones de euros) e IFIL (502,2 millones de euros). El aumento de la deuda neta del grupo turinés no se ha visto mitigada por los ingresos, aún no contabilizados pero calculados en 2.800 millones de euros, provenientes de la venta de la aeronáutica Fiat Avio y la aseguradora Toro.

El traspaso de Fiat Avio, especializada en fabricación de motores de aviones, satélites y cohetes, y una de las divisiones más rentables del gigante turinés, se consumó de hecho ayer, con la firma del ministerio italiano de Economía como accionista mayoritario del grupo público Finmeccanica, que, con un 30%, forma sociedad en este negocio con la estadounidense Carlyle (70%). La operación es de 1.500 millones de euros.

Fiat está inmersa en una profunda reestructuración, que, según informó la semana pasada, incluye el cierre de doce fábricas, el despido de 12.300 trabajadores hasta 2006 y una ampliación de capital. Fiat ha confirmado hoy que llevará a cabo entre los próximos días 7 y 20 de julio esta ampliación por importe de 1.800 millones de euros que aprobó su consejo de administración el pasado 26 de junio.