Política Agraria

Washington acoge con cautelas la reforma de la PAC

El principal negociador estadounidense de agricultura en la Organización Mundial del Comercio (OMC), Allen Johnson, calificó ayer el acuerdo para reformar la política agrícola común de la Unión Europea de 'histórico desde el punto de vista de Bruselas, aunque habrá que ver cómo se refleja en las negociaciones multilaterales'.

Johnson calificó ese acuerdo alcanzado la semana pasada de 'paso necesario' en el proceso negociador, pero precisó que, para una valoración más positiva, habrá que esperar a 'su traducción práctica en los tres pilares de negociación' en la OMC: subsidios y otras ayudas a las exportaciones, apoyos internos y apertura de los mercados agrícolas.

Según el funcionario estadounidense, que participa actualmente en las reuniones del comité de agricultura de la OMC en Bruselas, es un 'error' aislar cualquiera de los tres pilares porque sólo será posible el consenso si se avanza en todos.

El negociador estadounidense se mostró, sin embargo, confiado en que 'se puedan lograr progresos' en las actuales negociaciones de aquí a la reunión ministerial de los 146 países de la OMC en Cancún (México), del 10 al 14 de septiembre.

Visto bueno de la ONU

Preguntado por la llamada 'cláusula de paz', por la que los miembros de la OMC se comprometieron a no tomar represalias comerciales contra quienes abusan de los subsidios agrícolas, Johnson dijo que lo que ocurra después del 31 de diciembre, cuando vence esa tregua de nueve años, dependerá de que haya progresos en el conjunto de las negociaciones.

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, calificó la reforma de la PAC de 'positiva' para el comercio mundial. 'Los primeros pasos positivos se han tomado en Europa y creo que suponen sólo el principio', dijo Annan, y agregó que Estados Unidos y otros países industrializados deberían hacer esfuerzos para eliminar las ayudas a la agricultura que perjudican a los países en desarrollo.