Auditoría

Alstom modifica sus cuentas tras descubrir irregularidades contables

El grupo industrial francés Alstom ha corregido sus cuentas consolidadas del último ejercicio fiscal para incluir 51 millones de euros en cargas adicionales, tras encontrar "irregularidades contables" en su planta estadounidense de Hornell.

Las irregularidades están relacionadas con un contrato de provisión de material ferroviario de Alstom Transportation Inc. (ATI). Según estos datos, los errores proceden por una parte de no reconocer determinados costes y, por otro lado, de la subestimación de los costes provisionales del contrato íntegro, sin que supusiera para sus clientes un perjuicio financiero, subraya Alstom.

La modificación de las cuentas consolidadas del grupo para el ejercicio anterior serán sometidas a la aprobación del Consejo de Administración y posteriormente a los accionistas en una junta general mixta el próximo miércoles. El grupo ha anunciado la destitución del director general y del director financiero de ATI a la espera de conocerse los datos definitivos de la auditoría.

El director general de la filial estadounidense de transporte ATI ha sido destituido, "a la espera de los resultados definitivos de la auditoría", mientras que la Comisión de Valores del Mercado estadounidense (SEC) y el FBI han abierto una investigación informal, y Alstom aseguró que "coopera totalmente" con ellos.

La modificación de las cuentas, las deberá aprobar el consejo de administración de Alstom y después los accionistas, convocados en asamblea general el próximo día 2. Esa asamblea será también vital para el futuro de la compañía francesa, que afronta una seria situación financiera, porque en ella los directivos van a someter a los accionistas una propuesta para proceder a un aumento del capital de 600 millones de euros.