Comunicaciones

Móviles renueva su estructura tras la salida del número dos

Telefónica Móviles ha dado un giro radical a su estructura directiva ante la salida del número dos de la compañía, Ignacio Aller. El hasta ahora director general de operaciones ha puesto punto final de forma voluntaria a una carrera de 36 años en Telefónica, donde ha llegado a ser el hombre de confianza de los dos presidentes de la filial mundial de móvil, Luis Lada y Antonio Viana-Baptista.

La jubilación de Aller y el abandono de sus responsabilidades ejecutivas no supondrá su desvinculación de la compañía, ya que formará parte del consejo de las dos filiales internacionales de Móviles de mayor proyección, la mexicana y la brasileña.

Con la salida de Aller, el puesto de número dos de Telefónica Móviles desaparecerá y sus responsabilidades se repartirán entre el resto de los ejecutivos de la compañía. La estructura se aligera y el modelo de gestión de Telefónica Móviles España se toma como referencia.

El consejero delegado de la filial nacional, Javier Aguilera, asumirá mayor poder, ya que coordinará las áreas horizontales del grupo celular. Su número dos, Luis Miguel Gilpérez, ha sido nombrado director ejecutivo del área internacional, mientras que Ignacio Camarero ha sido ascendido a director ejecutivo de operaciones de Telefónica Móviles España.

Por otra parte, la operadora francesa Orange confirmó ayer que se unirá a la alianza de telecos europeas formada por Telefónica Móviles, Telecom Italia Mobile y T-Mobile.