Comercio Exterior

Tirón de las exportaciones pese al alza del euro y la atonía exterior

En un entorno marcadamente hostil -caracterizado por la desaceleración del comercio internacional, la apreciación del euro frente al dólar y las principales divisas de la OCDE, la persistencia de la crisis económica en nuestros principales socios comerciales y el impacto de la neumonía asiática-, las exportaciones españolas han crecido un 7,6% en abril, tasa que no sólo consolida el repunte iniciado en marzo, sino que sitúa a España como el país con mayor dinamismo en la actividad exportadora entre los grandes de la UE.

Dos factores esenciales explican este resultado, que ha sorprendido, incluso, a los técnicos de Economía. Por un lado, el fuerte avance en las exportaciones de bienes de equipo, que aumentan un 12,3% respecto a abril de 2002, impulsadas por los equipos de telecomunicaciones (20,3%) y el material de transporte (15,3%). Y, por otro, la reactivación de las ventas a la UE, que suben el 11,1%, destacando el crecimiento del mercado alemán (20,6%), sorprendente en un país donde se espera un crecimiento cero de la economía en 2003.

En conjunto, las exportaciones españolas alcanzaron en abril un valor de 12.273,5 millones de euros, el citado 7,6% más que en abril de 2002 en términos nominales, pero que habría crecido casi un 11% corrigiendo el efecto calendario derivado de la celebración de la Semana Santa. En términos reales, descontando el efecto de los precios, el avance interanual se situó en el 9%.

Otro dato relevante es que, por primera vez en los ocho últimos meses, la tasa de crecimiento de la exportación supera la evolución de las importaciones, que alcanzaron en abril un valor de 15.582,6 millones de euros, un 7,2% más que un año antes, aunque corrigiendo el efecto de la Semana Santa el aumento alcanzaría el 12%.

La factura del petróleo

A nivel sectorial se confirma la recuperación de las importaciones de bienes de equipo, que aumentan el 8,2% en abril y acaparan el 25% del total de las compras exteriores del periodo, lo que parece avalar la reactivación de las inversión industriales. Las importaciones de petróleo y derivados moderan su crecimiento hasta el 7,6%. Los técnicos de la Secretaría de Estado de Comercio apuntan que la corrección a la baja en la cotización del crudo permite 'ser optimista' respecto a la evolución de la factura energética y recuerdan que el precio medio del barril de brent en abril y mayo de 2003 es casi un 20% inferior al de febrero y marzo.

Con estos resultados, avanzados ayer en el Congreso por el vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, la balanza comercial del mes de abril registra un saldo negativo de 3.309,1 millones de euros, que supone una aumento interanual del 5,9%; mientras que la tasa de cobertura de la exportación sobre la importación se sitúa en el 78,8%, tres décimas por encima de un año antes.

En el conjunto de los cuatro primeros meses el déficit acumulado en la balanza comercial se eleva a 13.117,8 millones de euros, un 18% superior al registrado en el primer cuatrimestre de 2002, aunque supone una mejora de casi cinco puntos respecto al aumento del 22,7% acumulado en enero-marzo,

Las exportaciones acumuladas hasta abril alcanzan un valor de 46.055,2 millones de euros, que suponen un incremento interanual del 6,1%, mientras que las importaciones registraron una subida del 8,5%, hasta 59.173 millones. En términos reales, la exportación creció el 6,7%, lo que implica una ligera aceleración respecto al 6,4% del último trimestre de 2002, y la importación subió el 8,9%, 1,5 puntos menos.

Los técnicos de Comercio destacan como, con datos hasta marzo, los flujos comerciales españoles 'son más dinámicos que los de nuestros principales socios'. En el capítulo de exportaciones, el 3,7% de incremento de España en los 12 últimos meses supera el 3,3% de Alemania, el 0,3% de Italia y contrasta con las caídas del 0,4% en EE UU y el 0,5% en Francia. El comportamiento de las importaciones es muy dinámico en Estados Unidos, con una subida del 8,7% entre marzo de 2002 y marzo de 2003, por encima del 3,9% de España, que supera a Alemania (0,4%), Italia (1,7%) y Francia (2,2%).

Las ventas a China ignoran la neumonía

La evolución de las exportaciones en abril por destinos muestra un crecimiento del 11,1% en las ventas a la UE, área en la que, además del crecimiento superior al 20% en Alemania, destacan las subida del 21,5% en Italia y la desaceleración en Francia, un 4,8%, seis puntos inferior a la tasa de marzo.

Fuera de la UE las exportaciones españolas cayeron el 0,8%, reflejando en parte la fortaleza del euro. Tanto las ventas a EE UU como a América Latina registran caídas del 7,2% y el 18%, respectivamente, siendo reseñable la excepción de Argentina, donde las ventas españolas mejora un 24,7%.

Las exportaciones dirigidas a Asia descienden un 10% debido a las caídas del mercado japonés (-16,9%) y de los países del sudeste asiático (-20,5%).

Por el contrario, las ventas a China crecieron un 40,6%, confirmando el excelente comportamiento de este mercado durante este año, sin que, según los responsables de la Administración comercial 'se hayan apreciado, por el momento, signos de ralentización derivados de la neumonía atípica'.

En el conjunto del primer cuatrimestre las exportaciones a China acumulan un valor de 356,8 millones de euros, un 53,2% más que entre enero y abril del año pasado.

El comportamiento de las importaciones es similar, a grandes rasgos, al de la importación, con un incremento del 12,7% en las compras procedentes de la Unión Europea y un descenso del 1,9% para el resto del mundo. Destaca la caída del 22,6% en las compras a EE UU.