Ibex

La Bolsa cae el 2,3 % por las malas previsiones de resultados

Unilever, Tenet, Heineken y una docena más de compañías de capitalización mediana advirtieron ayer de resultados peores de lo esperado. Las alertas de que las empresas ganarán menos de lo previsto comenzaron a ser frecuentes a mediados de la semana pasada, cuando General Electric, Morgan Stanley y Bear Stearns hicieron temblar los índices en sesiones concretas. Antes lo hicieron firmas emblemáticas como Motorola.

El Ibex perdió ayer un 2,29%, en línea con otras plazas europeas, como París, que se dejó un 2,22%. Una corrección, por tanto, que no es la que se le atribuiría al principal índice nacional si lo sucedido el viernes en la subasta de cierre, cuando pasó de ganar el 1,24% al 2,5%, hubiese sido, tal y como se baraja en determinados círculos, un error.

La cifra de actividad fue elevada, 2.629 millones de euros, gracias a los 1.366 millones de bloques y otras operaciones especiales.

Los valores con mejor comportamiento en la subasta de cierre del viernes sufrieron ayer fuertes descensos. Entre ellos, Gamesa bajó un 5,17%; Abertis cedió el 4,11%; TPI, un 4,37%; Arcelor, el 3,85%, y Unión Fenosa, un 2,55%. Estas compañías registraron en los últimos 15 minutos del viernes alzas entre el 2,62% y el 4,52%, y concentraron entre el 20% y el 30% del total de su negocio en ese breve periodo.

La CNMV investiga los hechos y aún no ha emitido su veredicto. La tesis del fallo de interpretación de las órdenes de compraventa entre las firmas de Bolsa de Société Générale y Credit Suisse no acaba de convencer a los inversores y profesionales de la Bolsa. Hay precedentes de manipulación de precios en el mercado español, más estrecho que el resto de los principales europeos. Credit Suisse manipuló los precios de cierre del 27 de diciembre de 1995 provocando una caída del 2,6%. El regulador tardó dos años en confirmar la sanción. En aquel momento se dijo lo mismo que el viernes, que todo obedecía a un error del operador de turno en la introducción de órdenes.

'No nos acabamos de creer lo del error' , dice José Luis Alonso, de Bolsamanía. 'Es, cuando menos, sospechoso que los supuestos implicados en el supuesto error sean precisamente quienes son. Credit Suisse First Boston ya tiene antecedentes por manipulación de precios al cierre del mercado y por ello fue sancionado por la CNMV. Asimismo, Société Générale es el mayor emisor de warrants del mercado español y lógicamente uno de los primeros books del mercado de opciones', afirma.

'En nuestra gestora hemos desechado la hipótesis del error. Hoy (por ayer) hemos visto que el Ibex no ha corregido el desfase teórico que se hubiera tenido que corregir si, en efecto, hubiera habido error. Mantenemos la creencia en una operación OTC vinculada al cierre del Ibex ese día. Es el regulador ahora el que tiene que decidir tras las investigaciones ', dice Ramón Torres, gestor de patrimonios.

Pedro Lezcano, economista, destaca 'que el futuro del Ibex es muy estrecho. Todo el mundo opera en los Stoxx. Por eso la manipulación, principalmente por la vía de los OTC, siempre es más fácil. Si hubiera existido un error, el Ibex lo habría corregido en la misma dimensión'.

Sesión del 27 de diciembre de 1995 Cierre del 31 de enero de 1997Advertencias previas de la CNMV

El 27 de diciembre de 1995, el Ibex sufría, tal y como sucedió el viernes, un brusco movimiento, si bien en ese caso fue una caída del 2,6%. Dos años después, la CNMV sancionó a Credit Suisse con 285 millones de pesetas por 'falsear la libre información de los precios'. El regulador abrió también expediente a BNP Paribas, aunque seis meses después el caso fue sobreseído al aceptar las alegaciones del banco.

1

En 1997, la CNMV abrió una investigación sobre las causas por las que el 31 de enero de ese año el Ibex sufrió una caída del 1% momentos antes del cierre. La sociedad de valores Oddo aseguró entonces que un minuto antes del final de la sesión 'BBV Interactivos intervino en el mercado continuo con órdenes masivas de venta'. BBV Interactivos señaló que se había limitado a ejecutar órdenes de clientes.

2

En los últimos años, la CNMV ha advertido en varias ocasiones de la manipulación. En 1997, el entonces presidente, Juan Fernández Armesto, alertaba de 'las órdenes introducidas al cierre de la sesión que puedan provocar que la cotización sufra una evolución artificial'. Recientemente, Blas Calzada decía que las compras realizadas sólo al final de la sesión para que el valor cierre al alza se deben considerar 'manipulación'.

3