Turismo

La fuerte caída de reservas para el verano amenaza al sector turístico

La encuesta de ocupación turística en establecimientos hoteleros del mes de mayo revela una ligera recuperación de las llegadas de extranjeros, incluso con un cambio de tendencia tras más de un año (con la puntual excepción de la Semana Santa) con caídas interanuales en las entradas. Sin embargo, la información aportada por los establecimientos hoteleros acerca de las reservas ya contratadas para los meses de julio y agosto recogen una caída de las mismas del 24,4% y 25,7%, respectivamente.

Este abultado descenso de reservas puede corregirse en las últimas semanas previas a las vacaciones de verano, tal como ha ocurrido en los últimos años, pero la expectativa actual es mala y acentúa los temores sobre una crisis en la actividad turística, la primera industria del país.

De los 5,9 millones de viajeros alojados en los hoteles españoles en mayo, 2,98 millones eran españoles, 2,47 millones eran europeos comunitarios y 524.000 procedían de otras zonas del mundo. De los casi 21 millones de pernoctaciones, con un incremento del 2,5% respecto al mismo mes del año anterior, 7,08 millones fueron de españoles, con un aumento del 4,2%; las pernoctaciones de extranjeros crecieron un 1,7%, con fuerte pujanza de los llegados de Reino Unido (37% del total) y de Alemania (un 27,2% de los visitantes).

La entrada de británicos aumentó un 11,1%, mientras que la llegada de alemanes sigue registrando caídas, aunque ya más moderadas que en meses anteriores, un 2,3%, según los datos publicados por Estadística. El destino preferidos de los extranjeros sigue siendo las islas Baleares (reciben un 35% de las pernoctaciones de extranjeros en mayo), seguido de Cataluña (18%), Canarias (17%) y Andalucía (16%).

Los niveles de reservas a dos y tres meses vistas (julio y agosto) no superan en ningún caso el 25% de la ocupación total, pese a que las tasas de ocupación en los meses referidos es la más alta del año; además, se concentra en los establecimientos de mayor categoría y precios más altos.

En el mes de mayo el grado de ocupación total fue del un 51,95%, y ligeramente superior en los fines de semana; las zonas turísticas con mayor grado de ocupación en el mes fueron la Costa Blanca, la isla de Lanzarote, la Costa del Sol, la Costa de Barcelona y la isla de Gran Canaria.

La estancia media general fue de 3,5 noches, con un descenso relativo del 2,22%; la tasa interanual acumulada de caída de la estancia media fue de un 1,21%. Pese a que las expectativas del sector turístico no son muy buenas a juzgar por la encuesta de ocupación hotelera, en mayo siguió creciendo el empleo y la oferta de plazas hoteleras, ambas variables en al menos un 4%.

Los ingresos por habitación caen en Baleares un 2,2%

El índice de ingresos hoteleros (IIH), que registra la facturación por habitación de los hoteles españoles, revela que los ingresos disminuyen en los establecimientos de cinco, cuatro y tres estrellas de oro en mayo respecto al mismo mes del año anterior. Por el contrario, los mayores incrementos interanuales de los ingresos por habitación se registran en las categorías inferiores, comportamiento que viene repitiéndose desde el mes de marzo, según Estadística.

Curiosamente los mayores avances en los ingresos por habitación coinciden con las categorías de establecimientos en los que las subidas de tarifas han sido mayores en los últimos 12 meses, como es el caso de los hoteles de una estrella de oro, así como los hoteles de estrellas de plata.

En buena parte de las comunidades autónomas se registran avances importantes en los ingresos unitarios de los hoteles, como es el caso de Cataluña, Galicia, Navarra o Rioja; sin embargo, la moderación en el comportamiento agregado de esta variable es imputable al ajuste registrado en Baleares, donde los ingresos medios por habitación caen un 2,2% en los últimos 12 meses, así como por el escaso avance de Madrid (1,6%) y Canarias (2,6%).

Los precios se moderan tras la contracción del mercado

La tarifas hoteleras crecieron un 2,5% en mayo respecto a las vigentes en mayo del año pasado, según el índice de precios hoteleros. Este incremento es notablemente más moderado que hace un año, cuando la tasa interanual de avance de las tarifas era del 3,9%, y abrumadoramente más aún que la que se registraba en mayo de 2001, que llegaba a 8,6%.

Este descenso de los precios de los servicios hoteleros ha sido paralelo a la contracción de la demanda, reflejada con una caída de más de tres puntos en el grado de ocupación en los establecimientos hoteleros desde 2001 hasta ahora. Si en mayo de 2001 el grado de ocupación llegaba al 55,5%, en mayo de este año ha descendido hasta un 51,9%.

Los precios han descendido en mayo en las islas Baleares (había registrado en los meses anteriores un fuerte descenso de visitantes, especialmente como consecuencia de la contracción del mercado alemán) un 0,3% y han subido un 1,7% en Canarias. En las comunidades de Madrid y Cataluña aumentaron un 2,7%.

En mayo aumentaron todos los tipos de tarifas (un 3,8% del grupo, la que más avanzó) y todas las categorías de hoteles, pero especialmente los de una sola estrella: un 5,3%.