Reestructuración

Fiat suprimirá 12.000 empleos como parte de su plan para salir de la crisis

El grupo italiano Fiat suprimirá 12.000 empleos, principalmente fuera de Italia, dentro del nuevo plan de reestructuración que presentará el próximo miércoles, según informa hoy el diario 'Wall Street Journal'. Las filiales afectadas por este plan son la división de maquinaria agrícola CNH, Iveco (vehículos industriales) y Magneti Marelli (componentes para automóviles). Aproximadamente 4.000 despidos corresponderán a CNH.

La compañía ya adelantó el pasado mes de abril que en junio haría píblico su plan para salir de la crisis que, aparte de recortes de plantilla, supondría también otros recortes de gastos, así como una mayor inversión en investigación y desarrollo.

Por su parte, el diario 'Il Corriere de la Sera' señala que los consejeros delegados de Fiat Auto e Iveco, Giancarlo Boschetti y Michel de Lambert, respectivamente, abandonarán sus cargos en la empresa como parte de esta reestructuración. Asimismo, este periódico prevé que se supriman alrededor de 1.000 empleos dentro de Italia, principalmente de administrativos y de trabajadores de las divisiones Magneti Marelli y Comau (equipamiento industrial).

Recorte de gastos

El grupo Fiat ya redujo su plantilla en más de 8.000 personas en un primer plan de reestructuración. æpermil;ste se puso en marcha para hacer frente a una caída en picado de las ventas que ha llevado al grupo a la crisis más grave de su centenaria historia, con el uso inicial de un fondo de garantías salariales de larga duración.

El plan de relanzamiento, que el consejero delegado del grupo turinés, Giuseppe Morchio, presenta estos días a los bancos y al Gobierno italiano, incluye una importante reducción de gastos aplicada a la compra de componentes. En este terreno se seguirá la estrategia de colaboración puesta en marcha con el coloso estadounidense General Motors (GM), socio de Fiat Auto con un 20% de su capital y el derecho de compra del resto a partir de 2004. Se trata de evitar duplicidades y gastos superfluos con un planteamiento de compras coordinado, que evite situaciones como las actuales en las que un mismo suministrador trata, por separado, con la división automovilística, Iveco o Cnh.

Fiat perdió en el primer trimestre del año 699 millones de euros (804 millones de dólares), que se suman a las pérdidas de 4.263 millones de euros de 2002.