Política

Aznar dice que el PSOE tiene un 'cisco monumental' por falta de dirección

El presidente de Gobierno considera que el PSOE de Madrid tiene un problema de 'clanes y sectas' que ha generado un 'cisco monumental' que debe resolver y es una prueba más de que los socialistas carecen de alternativa porque no tienen dirección, ni equipo, ni proyectos. Aznar realizó esas acusaciones al PSOE en su intervención en un acto celebrado en Pamplona para analizar el pacto entre el PP y UPN y en el que afirmó que los socialistas madrileños que reciben ahora los insultos de la dirección del partido son los que auparon a José Luis Rodríguez Zapatero a la secretaría general.

Aznar añadió que el PP ha pedido al PSOE que resuelva sus problemas y convoque elecciones en Madrid, pero dijo que 'no quieren, tienen mucho miedo'.

'Hoy, la oposición socialista en España no tiene dirección clara, no tiene equipos competentes y carece de un proyecto identificable que le permita merecer la confianza de los españoles', aseguró Aznar, quien ve una clara prueba de ello en lo que ocurre en la Asamblea de Madrid. A ello sumó la actitud de los socialistas navarros que han aceptado el apoyo nacionalista para gobernar varios municipios de esta Comunidad en contra de lo acordado en el pacto antiterrorista.

Parlamento vasco

El presidente también lanzó una advertencia al PNV. Aseguró que 'perderán' quienes pretendan echar un pulso al Estado, en tanto que el Gobierno tripartito vasco analizará hoy la querella de la Fiscalía General del Estado contra los representantes de PNV-EA-IU/EB por no disolver Sozialista Abertzaleak (SA), el grupo heredero de Batasuna.

Aznar advirtió a los que pretendan echar un pulso al Estado de que 'no calculen mal sus fuerzas' porque la ley se aplicará y nadie va a romper la Constitución.

Así se expresó Aznar sobre la negativa del presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, a disolver el grupo de SA y al plan soberanista del lehendakari, Juan José Ibarretxe, así como sobre la propuesta de EA para celebrar una 'gran movilización' tras conocer la querella de la Fiscalía General del Estado contra Atutxa, Gorka Knörr (EA) y Kontxi Bilbao (IU/EB).

El jefe del Ejecutivo alertó de las 'nuevas voces de desafío y gritos' que suponen una ofensiva para 'hacer fracasar el Estado constitucional' y aseguró que a los defensores del Estado de Derecho no les impresionan 'lo más mínimo las bravuconadas de nadie' ni les intimidan 'las amenazas de ninguno'.