Construcción Europea

Los Quince apoyan la candidatura de Trichet para liderar el BCE

El presidente de la República Francesa, Jacques Chirac, llegó a la cumbre con la candidatura de Jean-Claude Trichet a la presidencia del Banco Central Europeo bajo el brazo. El final del proceso del Crédit Lyonnais, en el que se ha visto envuelto durante años el actual gobernador del Banco de Francia, ha eliminado el último obstáculo para el relevo de Wim Duisenberg. El holandés había anunciado su intención de abandonar la presidencia del BCE el próximo 9 de julio, pero ofreció retrasar su jubilación para facilitar una cómoda transición

La absolución de Trichet zanja los problemas y no faltará quien quiera desalojar cuanto antes a Duisenberg de Fráncfort. De momento, los líderes europeos confirmarán hoy, según fuentes diplomáticas, que Trichet 'reúne todas las condiciones para ser presidente del BCE', lo que iniciará el procedimiento administrativo para la sucesión. El ministro de Exteriores griego, George Papandreou, confirmó que este 'nuevo tema' de la agenda 'será discutido, seguramente hoy por ayer o mañana por hoy'. Trichet también recibió el apoyo del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, que nada más llegar a Grecia aseguró que 'no hay ningún obstáculo' para que el francés asuma la presidencia del banco.

Los líderes europeos se atrincheraron en la remota península de Sitonia, a orillas del mar Egeo, para comenzar a desmenuzar el proyecto de Constitución europea presentado la semana pasada. Por primera vez, la apresurada edición del proyecto -dos cuadernillos con pastas blanca, impresos en 23 lenguas- circulaba de mano en mano en el complejo turístico de Puerto Carrás.

La faraónica construcción, obra de un magnate viticultor, acogerá hasta el sábado una sucesión de encuentros entre los primeros ministros de los 15 países de la UE, de los 10 países que ingresarán el próximo 1 de mayo, de los tres países candidatos (Rumania, Bulgaria y Turquía) y de los cinco países de los Balcanes (Croacia, Macedonia, Bosnia-Herzegovina, Serbia y Albania), a los que se abre el camino hacia la incorporación.

Más de 15.000 efectivos policiales y militares sometieron a una intensa vigilancia los 130 kilómetros de costa entre Salónica, la capital de la provincia griega de Macedonia, y el lugar de tamaña concentración de poder.

El celoso aislamiento provocó el cierre al tráfico del acceso al aeropuerto de la segunda ciudad más importante de Grecia, obligando a los pasajeros a arrastrar el equipaje varios centenares de metros bajo un sol abrasador. A todas las personas acreditadas para la cumbre -diplomáticos, equipo técnico, periodistas- se les evitó tan penoso calvario. Los privilegios no pudieron obviar las inclemencias climatológicas y el bochorno se trocó en una torrencial lluvia que retrasó el comienzo de la cumbre durante más de dos horas.

El consenso se resquebrajará, en cambio, cuando el presidente de la Convención, Valéry Giscard d'Estaing, presente hoy su proyecto de Constitución europea. El presidente del Gobierno español, José María Aznar, llega pertrechado para intentar enmendar un texto que no satisface las aspiraciones españolas. Ayer se reunió con otros líderes del Partido Popular Europeo (PPE) para recabar apoyos contra el sistema de voto propuesto por Giscard, que otorga a cada país un poder proporcional a su población. El secretario general del PPE, Antonio López Isturiz, aseguró que los primeros ministros de Italia, Austria, Luxemburgo y Portugal comparten las tesis de Aznar.

Giscard cuenta con el apoyo no sólo de Francia y Alemania, sino también del Parlamento Europeo. Su presidente, Pat Cox, afirmó ayer que 'quienes intenten desmantelar el consenso alcanzado en la Convención asumirán la responsabilidad de que el resultado sea el más mínimo común denominador, que es precisamente lo que se quería evitar'.

Se aplaza al martes la reforma de la PAC

Los ministros de Agricultura reunidos en Luxemburgo suspendieron ayer las negociaciones que mantenían desde hace tres días hasta el próximo martes, al constatar la imposibilidad de alcanzar un acuerdo sobre la reforma agrícola, según anunciaron anoche fuentes de la presidencia de la UE.

Se trata del segundo aplazamiento de estas negociaciones, ya que la semana pasada también suspendieron otro Consejo de Ministros sobre la revisión de la política agrícola común (PAC). La presidencia de turno griega y la Comisión Europea presentaron por la tarde la tercera propuesta en una semana, que contó con el rechazo de nueve países, entre ellos España. La gran novedad de la propuesta fue la de establecer que al menos el 80% de los fondos obtenidos por la reducción de las agrícolas directas se queden en el país donde se han registrado los recortes.

Las pegas de España a la Constitución

Adiós al sueño de sentarse con los grandes

El sistema de voto basado en el peso demográfico de cada país duplica el poder actual de Alemania, mientras deja casi intacto el de España. El Gobierno de José María Aznar anuncia una dura batalla para intentar evitar lo que califica de desequilibrio institucional.

París y Berlín se fugan con los fundadores

La Constitución facilitará que varios países avancen en solitario en el proceso de integración política. España, tradicionalmente a la vanguardia, teme la fuga de Alemania, Francia, Bélgica, Luxemburgo y Holanda, países que fundaron junto a Italia la CEE.

La tentación centralista late en el proyecto

Los Parlamentos nacionales podrán frenar las iniciativas de Bruselas que se inmiscuyan en sus competencias. ¿Pero cuál de ellos, si existen varios como en España? En algunas autonomías, la duda puede hacer encallar el referéndum sobre la Constitución.

Madrid no da la bienvenida a Mr. Euro

La figura de un representante permanente de la zona euro aparece bosquejada en el proyecto de Constitución. España se muestra reticente a una figura que actuaría al margen de la Comisión Europea. Madrid también se resiste a renunciar al veto en fiscalidad.