Activos

Endesa cuantifica en unos 18.000 millones de euros el valor de Auna

Endesa, que da casi por finalizado su plan directo de desinversiones a excepción de la venta de una participación de su filial de energías renovables, acumula elevadas plusvalías latentes por su presencia del 29,8% en el grupo de telecomunicación Auna. La eléctrica decidirá junto a Fenosa y el SCH, accionistas de la citada operadora, en el segundo semestre de este año la fecha de salida a Bolsa de esa compañía. Con independencia de esa transacción, el conjunto de socios de la empresa competidora de Telefónica ya ha logrado no tener que realizar nuevas aportaciones a Auna, que ya no es, por tanto, un elemento negativo para la marcha de Endesa.

Y es básicamente en la venta de activos en donde se centra la estrategia de reducción de deuda de la eléctrica, que mantiene, sin embargo, el objetivo de mejorar sus ratios financieras. El presidente de la eléctrica, Manuel Pizarro, manifestó ayer que la compañía cuenta actualmente con un nivel de liquidez de 4.926 millones de euros en España, que puede servir de 'colchón' ante posibles problemas financieros en el futuro y para las oportunidades de negocio que puedan surgir.

En rueda de prensa previa a la junta general de accionistas que se celebra hoy, Pizarro añadió que esa situación de liquidez, en el actual momento de bajada de tipos de interés, es un valor 'importantísimo'.

Y agregó que, aunque la reducción de deuda se mantiene como uno de los objetivos estratégicos de la empresa, empieza a estar muy satisfecho con su actual nivel. Su endeudamiento se elevaba a 19.866 millones a 31 de marzo de 2003, cifra que significa una reducción del 21% respecto al inicio del ejercicio anterior.

El consejero delegado de Endesa, Rafael Miranda, precisó que todo apunta a que se cumplirá el objetivo de cerrar el ejercicio con un nivel de apalancamiento de 1,5 puntos y que se rebajará deuda conforme a lo previsto en el plan de desinversiones. Este programa incluye ya sólo la venta de Made por 120 millones (ya realizada), el de la inmobiliaria chilena Manso de Velasco, que se colocará 'activo por activo', y el de una línea de transmisión en Perú.

Respecto a la búsqueda de un socio para su filial de energías renovables Ecyr, agregó que se trata únicamente de un acuerdo con una sociedad que comparta riesgos y financiación. El proceso de selección se alargará hasta finales de año y, actualmente, el grupo está a la espera de recibir ofertas no vinculantes.

Por otro lado, Pizarro aseguró que no prevé este verano problemas en el suministro eléctrico, dado que la potencia instalada es suficiente. No obstante, admitió la necesidad de abordar 'fuertes' inversiones en distribución para 'modernizar' las redes. Pero no descartó la producción de incidentes en las líneas de distribución por 'imponderables' como tormentas o accidentes.

En este sentido, Pizarro admitió la necesidad de mejorar las líneas de distribución para garantizar la calidad del suministro, aunque subrayó que esa actividad está 'mal retribuida'. E indicó que Endesa 'no limita' las inversiones en distribución; la compañía destinará a esa área 3.200 millones de euros en cinco años.

Sobre el grado de liberalización del sector eléctrico, Miranda reveló que la cuota de penetración de Endesa en los mercados de otras empresas ha sido del 9% desde que comenzó el proceso de apertura, mientras que la capacidad de retención del mercado propio se ha situado en el 95%. Esos datos apuntan a un saldo positivo del 4%. Todavía no hay cifras sobre la evolución del mercado doméstico.

Cambios limitados de los estatutos

La presidencia de Endesa propondrá la modificación de varios aspectos de sus estatutos, aunque no eliminará el tope a los derechos de voto que, por tanto, seguirá fijado en el 10%, con independencia de la participación en el capital. Los cambios que previsiblemente se aprobarán es la eliminación de la exigencia de que el presidente y el vicepresidente de la empresa hayan sido consejeros durante al menos tres años. Pizarro justificó ayer el mantenimiento del blindaje, ya que 'ese límite nunca se ha utilizado y ningún accionista alcanza esa participación'. Los directivos de Endesa no consideran preocupante la posible eliminación a corto plazo de la golden share como defienden las autoridades de Bruselas. Y creen satisfactoria la información que se da sobre remuneración de consejeros y directivos, aunque aspiran a mejorarla.