Agricultura

La mayoría de la UE rechaza la propuesta de la Comisión sobre la PAC

La Comisión, el órgano Ejecutivo de la UE, quería presentar el proyecto de reforma como la apuesta final, con opción sólo a leves retoques. Sin embargo, sólo Dinamarca, Grecia, Holanda, Reino Unido y Suecia respaldaron la propuesta íntegra elaborada por la Comisión y la presidencia griega.

El ministro español de Agricultura, Miguel Arias Cañete, veía ayer 'más luces que sombras', pero esperaba modificaciones. Una vez conseguido que la Comisión dé marcha atrás a la supresión total de las ayudas vinculadas a la producción, España reclama ahora un mejor trato para los frutos secos.

El portavoz de Fischler, Gregor Kreuzhuber, calificó de 'lista de Papá Noel' el conjunto de peticiones específicas de cada Estado y advirtió que es imposible asumir todas las reivindicaciones, ya que supondrían un gasto adicional de 1.700 millones de euros. La PAC ya se lleva cerca del 50% de los casi 100.000 millones de euros a los que asciende el presupuesto comunitario.

Los ministros de los Quince decidieron reunirse ayer por la tarde a puerta cerrada con Fischler. Al cierre de esta edición se esperaba un acuerdo inminente, que incluyera cambios sobre la propuesta renovada, entregada ayer mismo por la mañana.

La reforma presentada acuerda 'mantener en áreas específicas y con problemas, a un nivel del 25%, el actual sistema de pago por hectáreas, con el objetivo de minimizar los riesgos de abandono de la tierra'.

La Comisión exige a los Estados miembro que notifiquen y justifiquen qué zonas se verán beneficiadas por el mantenimiento de este sistema de ayuda.

En el caso de la ganadería, las ayudas por cabeza de ganado se mantendrán en el 30% en el caso del vacuno y en 22,5% del ovino y del caprino. La Comisión mantiene las primas para el ganado ovino y caprino en zonas deprimidas y áreas de montaña.

Tanto en el caso del cultivo como en el del ganado existen variados casos de exención del sistema de ayudas por explotación. Las llamadas 'regiones remotas', como las islas Canarias, también se libran del ajuste del sistema de subsidios.

Reducción de las ayudas

La racionalización de la PAC pasa por la reducción de las ayudas. El compromiso ofrecido por la Comisión propone un adelanto del recorte de los subsidios directos, aunque rebaja sensiblemente las pretensiones iniciales.

Bajo el texto de la Comisión, el recorte empezará en 2005, en lugar de 2007. La reducción de las ayudas se hará de forma gradual: el primer año será del 3%, en 2006 ascenderá al 4% y de 2007 en adelante se situará en el 5%. La Comisión propone la creación de un mecanismo de 'disciplina financiera', que empezaría a funcionar en 2007 y que permitiría elevar el recorte del subsidio en el caso de que fuera necesario destinar más dinero a otros proyectos, como es el denominado 'fomento rural'.

En principio, está previsto que el dinero que dejen de percibir los beneficiarios de los subsidios directos sea destinado a planes para el fomento de la actividad de jóvenes agricultores, de los controles de calidad de los productos agrarios y ganaderos y para el desarrollo del medio ambiente. Aunque Bruselas ha flexibilizado sus posiciones, la dirección de Agricultura y Pesca se siente 'cerca del límite'. Un equipo económico de la Comisión estudiaba ayer si las propuestas de los ministros encajaban con los compromisos de la OMC y si eran 'coherentes' con los presupuestos de la UE.