Coyuntura europea

España lidera el crecimiento de las importaciones en la UE

El dinamismo de la economía española, que lidera junto a Reino Unido el crecimiento de la UE durante el primer trimestre de este año, está impulsando también una recuperación de las importaciones, incluidas las de bienes de servicio, que ha situado a España al frente del crecimiento de las compras exteriores de los Quince en el primer trimestre de este año.

Los datos avanzados ayer por la oficina de estadísticas comunitaria, Eurostat, elevan las importaciones españolas entre enero y marzo a 42.700 millones de euros (incluidas las procedentes de la UE como de países terceros) un 9% más que en los mismos meses del año pasado.

Esta tasa de crecimiento supera al 8% de Alemania, cuyas compras en el exterior alcanzan 133.500 millones, y al 7% de Finlandia (9.300 millones), que son los países que figuran a continuación.

El repunte de la economía española se manifiesta también, aunque en menor medida, en las exportaciones, que, en datos de Eurostat, aumentaron el 4% entre enero y marzo, hasta 33.000 millones de euros. Esta tasa de crecimiento sitúa a España en el tercer lugar entre los de mayor subida de la UE, junto con Alemania, aunque los 162.800 millones a que asciende el valor de las ventas alemanas en el exterior es más de cinco veces superior.

Excedente en la eurozona

A pesar de la recuperación exportadora, el fuerte tirón de las importaciones sitúa a España como el segundo país de los Quince con mayor deterioro relativo en su balanza comercial durante los tres primeros meses de 2003, con un déficit acumulado de 9.600 millones de euros, un 26,3% superior al del mismo periodo del año pasado. Sólo Italia, con un déficit de 2.800 millones este año frente a sólo 100 millones el pasado, presenta un peor resultado.

En cifras absolutas, Reino Unido es el país con mayor déficit comercial de la UE, con 18.700 millones de euros, seguido de España e Italia. Portugal (2.500 millones) y Francia (2.100 millones) son otros países con números rojos en el comercio.

El mayor excedente comercial corresponde a Alemania, con 29.300 millones de euros, aunque con un descenso del 7,8% respecto a los 31.800 millones alcanzados en el primer trimestre de 2002.

Eurostat publicó también ayer los datos del comercio exterior de la zona euro y de la UE frente a países terceros en enero-abril que para los 12 países de la unión monetaria muestran un superávit de 9.100 millones, muy inferior a los 23.700 millones de un año antes, aunque abril parece apuntar una mejoría. Este resultado obedece a la caída del 3% en las exportaciones (350.000 millones) frente al aumento del 1% de la importación (326.300 millones).

Para el conjunto de la UE el déficit de la balanza comercial frente a terceros aumentó entre enero y abril el 48%, hasta 18.800 millones por la caída del 2% en las exportaciones (312.300 millones) y el estancamiento en las importaciones, que se mantuvieron en 330.100 millones.

El aumento del 21,6% del déficit en la factura energética, hasta 32.100 millones de euros, por la subida de precios del petróleo, explica el peor comportamiento de los intercambios comerciales en ambas zonas de la Unión.

Por área geográficas, y con datos hasta marzo, Eurostat destaca la caída en los intercambios con EE UU que registran un descenso del 9% en las exportaciones de la UE y del 14 en las importaciones.

Mejora el diferencial de inflación

La tasa de inflación española superó en mayo en ocho décimas al aumento medio de precios registrado en los 12 países que participan en la unión monetaria, lo que representa una disminución de 0,3 puntos respecto al mes de abril, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La inflación interanual se situó en mayo pasado en España en el 2,7%, frente al 1,9% de media en la eurozona y el 1,8% alcanzado en el conjunto de los 15 países que conforman la UE.

Es la primera vez en 15 meses que el diferencial español con la unión monetaria está por debajo del punto porcentual. La subida de precios del vestido, calzado, alimentos, bebidas no alcohólicas y la enseñanza fueron los principales productos y servicios que aumentaron por encima de la media europea.

Por otra parte, la oficina de estadística comunitaria informó ayer de que la entrada en vigor de los billetes y monedas de euro en enero de 2002 supuso un aumento de la inflación en la eurozona de entre el 0,12% y el 0,29% del total registrado en ese año.