Ventas

Fenosa aparca el plan de venta del 50% de sus centrales de México

Fenosa ha congelado el plan de venta del 50% de sus centrales de ciclo combinado de México, según adelantó hoy su presidente, Antonio Basagoiti, al concluir la junta general de accionistas de la empresa. La entrada de un socio internacional para sus activos de México, que incluyen las centrales de generación de México de Hermosillo, Tuxpan y Naco Nogales, formaba parte hasta ahora del plan estratégico del grupo hasta 2007.

Basagoiti señaló que Fenosa está 'cambiando de opinión' sobre la conveniencia de vender el 50% de las centrales de México; por lo tanto, esta transacción no se abordará a medio plazo. El presidente de la eléctrica añadió que la operación pasa a una fase de 'stand by'.

Fenosa cuenta con tres centrales de ciclo combinado en México que suman 1.550 megavatios: Hermosillo, de 250 megavatios, que entró en funcionamiento a finales de 2001; Tuxpan, de 1.000 megavatios, que comenzó a operar el pasado mayo, y Naco Nogales, de 300 megavatios, que lo hará en julio.

Al parecer, existen varias razones para esa decisión, aunque el presidente de Fenosa destacó la buena marcha de las centrales mexicanas. 'Funcionan como un tiro', subrayó, 'y sin riesgos'. La producción de estas infraestructuras es adquirida por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), un organismo estatal que asegura la colocación de la energía producida.

El aparcamiento de la operación, que había sido encomendada a Santander Investments, no influirá en el objetivo de reducción de deuda de la tercera eléctrica española. La compañía ha ratificado su objetivo de recortar el endeudamiento, al menos hasta 6.500 millones de euros en este año y por debajo de 5.000 millones en 2007.

Y la junta de Fenosa de ayer aprobó unos nuevos estatutos sociales. Una de las modificaciones principales implica la supresión los blindajes del capital. De esta forma los estatutos actuales eliminan la limitación al 10% el derecho de voto que un mismo accionista podía emitir, cualquiera que fuera su participación en el capital. Este cambio promovido por su primer accionista, el SCH, que controla el 23,5% de las acciones, facilita de hecho su sustitución en el capital de la eléctrica.

También se suprimen los requisitos específicos de quórum de asistencia y votación para adoptar determinados acuerdos en las juntas y la obligación de haber sido accionista durante tres años para ser miembro del consejo. Además, tampoco será necesario ser miembro del consejo durante un determinado plazo para acceder al cargo de presidente.

El acuerdo con Enel

Ayer tanto Basagoiti como el consejero delegado de la compañía, Honorato López Isla, se manifestaron respecto al acuerdo alcanzado con la italiana Enel para venderle el 80% de la filial de energías especiales y el 50% del ciclo combinado de Palos de la Frontera, en Huelva, por 326 millones, operación que le permitirá su endeudamiento en 500 millones.

Basagoiti, aunque descartó acuerdos futuros con Enel en otras áreas diferentes, no descartó el desarrollo conjunto de algún grupo adicional en Palos (Huelva). El proyecto actual, adquirido por Enel, contempla la construcción de tres grupos de 400 megavatios cada uno. Pero con el acuerdo con la compañía italiana se completa los planes de Fenosa para la entrada de socios estratégicos en determinados negocios, que permitan reducir su deuda y mejorar sus ratios financieras.

La junta aprobó el reparto de un dividendo de 0,51 euros brutos por acción con cargo a 2002, un 4,8% superior al de 2001. De este total, 0,24 euros ya se repartió a cuenta en enero y 0,27 euros se abonarán como dividendo complementario a partir de julio.