PAC

Bruselas propone ahora una desvinculación parcial de las ayudas agrícolas

La Comisión Europea y la presidencia griega de la UE han anunciado otra propuesta de compromiso sobre la reforma agrícola que prevé la desvinculación parcial de las subvenciones. Así lo ha confirmado el ministro de Agricultura Miguel Arias Cañete, para quien "va en la buena dirección", pero "será necesario introducir mejoras sustanciales para que pueda ser aceptada por España".

En enero, Bruselas propuso desvincular totalmente los apoyos de la producción y sustituirlos por una prima única a la hectárea o a la explotación basada en rendimientos históricos. Hoy, junto con Grecia ha optado por que en las zonas con bajos rendimientos que determinen los Estados miembros, se mantenga sujeto a la producción un 30% de las ayudas, en el caso de los cultivos herbáceos, precisó Arias Cañete. Para los sectores ganaderos, se podrá mantener ligada a la producción un 30% de la prima en el caso bovino. El ministro de Agricultura español señaló que en ovino y caprino la cifra es del 22,5%.

Calendario

Por otro lado, la Comisión también ve idóneo adelantar a 2005 la "modulación" o recorte de las ayudas con el fin de reforzar las medidas para desarrollo rural. Plantea que en esa fecha afecte al 3% de las ayudas, al 4% en 2006 y al 5% en 2007. Según el ministro, el dinero obtenido del recorte de las ayudas irá a desarrollo rural. Asimismo, se aplaza a ese año el recorte de las ayudas previsto para financiar las reformas de los sectores agrícolas.

En su propuesta inicial, Bruselas planteó un recorte de apoyos directos entre 2007 y 2012, que afectaría al 12 o el 19% de las ayudas, según la renta del agricultor y de este importe, un 6% se destinaría a desarrollo rural. En cereales, las reducciones de precios serán inferiores a las previstas en la reforma inicial, mientras que en arroz se elimina el sistema de almacenamiento privado y se limita la intervención.

La 'impaciencia' de Fichler y la ambición de los Estados

El comisario europeo de Agricultura y Pesca, Franz Fischler, ha llegado a un punto en el que su flexibilidad está "casi agotada", según indicó su portavoz, Gregor Kreuzhuber, quien exigió a los Estados miembros la misma actitud para lograr un consenso sobre la PAC. Ahora, dice, "la pelota en el tejado de los Estados", que criticó por presentar en boca de sus respectivos ministros "una lista de compra enorme". Tras ironizar con que o se llega a un compromiso o se envían las peticiones de cada miembro a Papá Noel, aseguró que "no habrá más suspensiones del Consejo de Agricultura como ocurrió ayer y que el objetivo es que los ministros estén reunidos en el plenario hasta que se cierre un acuerdo.