Alemanía

Schröder adelantará la rebaja fiscal si reduce las subvenciones públicas

El canciller alemán, Gerhard Schröder, se manifestó ayer dispuesto a adelantar en un año la reforma fiscal, siempre y cuando la medida se pueda financiar mediante el recorte de subvenciones, tal y como lo ha propuesto en jornadas pasadas el ministro de Finanzas alemán, Hans Eichel.

Schröder afirmó en Berlín que está abierto a la propuesta, pero subrayó que a la cabeza de todas las medidas deben estar las reformas estructurales recogidas en su Agenda 2010, que fue mayoritariamente respaldada por el Partido Socialdemócrata en el congreso que celebró en Berlín el pasado día 1 de junio.

El canciller, quien participó en la reunión ordinaria de la dirección socialdemócrata, se manifestó satisfecho con el resultado del congreso extraordinario de Los Verdes del fin de semana, en el que más del 90% de los delegados respaldaron las reformas del Estado de bienestar propuestas por el Gobierno del canciller y su ministro de Economía, Wolfgan Clement, y dijo que no esperaba una mayoría tan abultada en el partido con el que gobierna en los últimos años.

Anticipar las rebajas

Eichel dijo el pasado viernes que estaba dispuesto a adelantar a 2004 las rebajas fiscales previstas inicialmente para 2005, como medida para impulsar la reactivación económica y como apoyo a las reformas estructurales. Estas medidas fiscales habían sido ya retrasadas una vez por la imposibilidad de lograr cuadrar las cuentas públicas debido a la mala marcha de la economía alemana.

No obstante, subrayó que sólo lo haría si conseguía el apoyo necesario de la oposición, pero también de la propia coalición gubernamental, a la hora de recortar subvenciones y privilegios fiscales.

La oposición cristianodemócrata tiene actualmente la mayoría en la Cámara alta, de representación regional, cuya aprobación requieren la mayoría de las leyes fiscales.

Por otro lado, el ala izquierda socialdemócrata ve con recelo la idea de reducir también el tipo impositivo máximo, pues considera que las personas con altos ingresos son las menos afectadas por las reformas sociales de la Agenda 2010.

La reforma del impuesto sobre la renta contempla una reducción del tipo impositivo máximo, del 48,5% al 42%, y del mínimo, del 19,9% al 15%.

Optimismo sobre el paro

El ministro de Economía se mostró optimista ayer sobre la marcha del desempleo en Alemania a lo largo del ejercicio, al confiar que el paro permanecerá por debajo de los cinco millones. Así que 'no deberíamos insistir con un escenario de ahorro'.

Clement también insistió en que el Gobierno mantiene su previsión de crecimiento en el 0,75% para 2003, pese a que muchos economistas del sector privado han rebajado sus previsiones a un rango entre cero y 0,5%.

La oficina de Trabajo informó que el número de parados había ascendido a 4,45 millones en mayo, el 10% de la población activa.