Bolsa

Con la mirada puesta en el BCE y la Fed

Los informes de situación de las principales firmas del mercado han revisado en los últimos días sus previsiones respecto a la evolución de los tipos de interés tanto en la zona euro como en Estados Unidos. ¿Razones? El cambio de discurso del Banco Central Europeo, ahora apuntando nuevas y vigorosas bajas, que los analistas estiman en 0,5 puntos.

'Nadie puede decir que no esté sorprendido por el aparente cambio de actitud del presidente del BCE sobre los tipos de interés. Desde su decisión de mantenerlos a principios de mayo, argumentada por el riesgo de inflación, hasta sus comentarios recientes sobre la posibilidad de más descensos a corto plazo tras recortarlos hace unos días en 50 puntos básicos', dice José Luis Martínez, analista jefe en España de Ciktibank.

'Igual de llamativa es la argumentación detrás de este potencial recorte de tipos: el hecho de que el diferencial entre los tipos oficiales en Estados Unidos y los de la zona euro sigan siendo elevados, el 1,125% frente al 2%. ¿Recuerdan cuando el propio Duisenberg reconocía la política monetaria de Estados Unidos y no suponía ningún condicionante para la europea? No fue hace tanto tiempo', añade Martínez.

Los analistas destacan también la consideración del presidente del BCE de que no hay riesgo de inflación para los próximos meses, lo que contrasta con el argumento fundamental para mantener los tipos hace un mes.

El cambio de discurso es de otros miembros del BCE, no sólo su presidente, lo que hace prever que en las próximas semanas se asistirá a un nuevo proceso de revisión a la baja de las previsiones de crecimiento para este año y para el próximo.

Aunque sin admitirlo de forma explícita, probablemente también está influyendo en el cambio de actitud de las autoridades europeas la subida del euro, según los analistas y expertos.