Absorciones

El fin del portal independiente

La opa de Telefónica sobre Terra parece una vuelta al pasado. No es la única. Las operadoras optan por integrar el negocio de Internet en el redil de la telefonía fija

La moda se ha terminado. La estrategia de las operadoras de crear empresas con la segregación de sus filiales de Internet ha concluido. Y en varios casos, de manera drástica. Algunas de estas nuevas firmas, surgidas al calor de la burbuja tecnológica, o han desaparecido o han cambiado su naturaleza, convirtiendo el área de portal en sólo una unidad de negocio.

Quizá el fin de Terra como sociedad con una gestión independiente tras la opa de Telefónica sea el paradigma, aunque no es la única. En una conferencia telefónica con analistas, Fernando Abril, su consejero delegado, defendió un cambio en el modelo de negocio, apostando por la integración de los segmentos en la telefonía básica. Abril fue más lejos y advirtió que no son los primeros. 'Hay ejemplos en Europa y EEUU... las empresas independientes en Internet han ido muriendo', y añadió el ejemplo de Excite, que fue a la quiebra mostrando la incapacidad de sobrevivir en solitario. Ahora bien, ¿es cierta esta tendencia? Muchos observadores creen que sí.

Arjan Sundardas, profesor del Instituto de Empresa, cree que las operadoras se han concentrado en negocios tradicionales como el tráfico de voz, 'quieren más minutos de consumo'. Otros expertos mantienen una opinión similar e insisten en que estas empresas quieren incrementar como sea el tráfico de sus redes de telefonía fija.

Belgacom optó hace seis años por segregar el negocio de Internet, tanto el acceso (ISP) como la gestión de contenidos, creando Skynet. Pero, a principios de este año sus ejecutivos decidieron reintegrar en la matriz el ISP, permaneciendo en Skynet sólo el portal. Según explica un ejecutivo de la firma, era un paso lógico porque se ganaba eficacia al presentar a los clientes un único punto de contacto.

Los casos no acaban ahí. Fuentes de BT explican que hace algunos meses la dirección optó por reorganizar sus negocios de Internet en el Reino Unido. Los cambios pasaron por la integración de Openworld, que concentraba todos los segmentos de la red, en BT Retail, subsidiaria de telefonía fija para el área residencial.

Frente a esta política, otras operadoras han decidido inflar sus filiales de Internet con otros negocios. Así, France Télécom decidió concentrar en Wanadoo no sólo la gestión de los contenidos, sino también el ISP, algo que no hizo Telefónica, que optó por mantenerlo en sus filiales de telefonía fija, los directorios y páginas amarillas. De hecho, la facturación de esta última área supone un 30% del total. El área de portal apenas es el 4,7%. Es decir, Wanadoo es una sociedad de Internet pero con parte del negocio fuera de la red.

Telecom Italia incluyó en su filial Seat Pagine Gialle desde el ISP a la televisión pasando por los directorios, división esta última que vendió la pasada semana.

Asimismo, Deutsche Telekom también apostó por concentrar en T-Online todo el segmento de acceso a Internet aunque fuera a costa de rebajar los ingresos de su subsidiaria de telefonía fija. Entre enero y marzo la facturación de esta división, T-Com, cayó un 0,6% por culpa de la pérdida de tráfico telefónico a favor de T-Online. Además, todos los avances en la web de Deutsche Telekom pasan por T-Online. Mientras Telefónica decidió que fuese su filial de telefonía fija la que desarrollara la televisión por Internet en Imagenio, los germanos decidieron que fuese T-Online la que lanzase dicho servicio, denominado T-Online Vision.

Al mismo tiempo, Tiscali, otra de las grandes de Internet, emprendió una estrategia que le llevó a concentrarse en la telefonía y el negocio de ISP, quedando en un segundo plano el área pura de portal. Aunque inicialmente la firma apostó por adquirir históricos portales con amplios contenidos, como Liberty Surf, World Online o la española Inicia, su estrategia ha pasado por crecer en las telecomunicaciones. Es más, la compañía denomina su modelo de negocio, 'de ISP a una compañía de comunicaciones de Internet'.

Frente a estas estrategias, en EE UU, las operadoras han buscado la alianza con interneteras independientes. Quizá el ejemplo más claro sea SBC, que unió sus destinos en este sector con Yahoo, constituyendo SBC Yahoo.

Esta firma ha lanzado numerosos servicios. Primero fue el SBC Yahoo Dial, un acceso a la web a través de la línea telefónica. Posteriormente anunciaron el SBC Yahoo DSL, que progresivamente se ha ido extendiendo por EE UU. El crecimiento parece imparable, porque ya tienen 2,5 millones de clientes.Y si SBC se unió a Yahoo, Verizon hizo lo propio con MSN Microsoft. Una alianza de la que la operadora hace gala en su website en la que convierte a la firma de Bill Gates en uno de sus reclamos, al ofrecer el MSN 8.

En cualquier caso, Telefónica ha marcado un nuevo rumbo. No ha sido la primera ni va a ser la última. Las empresas independientes parecen vivir sus últimos días.

La nueva Terra, dividida dentro de Telefónica

Telefónica ha negado que con la opa sobre Terra Lycos buscase de momento una fusión, sino sólo una integración operativa. Según explica un informe de la agencia de Bolsa Ibersecurities, uno de los puntos principales de la remodelación que puede afectar a la todavía filial de Internet es su inclusión en la misma de la unidad de contenidos de su matriz. Es decir, otra integración. Un alto ejecutivo de Telefónica de España defendía esta semana la nueva estrategia, aunque -hablaba de sensatez en la integración- 'ambas deben estar bajo una dirección única', señalaba.

La dirección de una única cabeza visible también va a ser extensiva al área de acceso a Internet, 'porque era una tontería que antes Telefónica ofreciese un tipo de oferta y Terra, otra distinta, era un absurdo que nos costaba mucho dinero', explicaban estas mismas fuentes, añadiendo que la facturación de estos servicios va a pasar a las unidades de telefonía fija en los distintos países.

Otra de las incógnitas que se mantiene en torno a la operación pasa por los cambios en la dirección. Algunos analistas dan por hecha la salida de Joaquim Agut de la presidencia una vez que concluya el proceso (el consejo de Terra aún debe aprobar la opa, que posteriormente debe recibir el visto bueno de la CNMV). Fuentes cercanas a la compañía afirman que será Kim Faura, actual director general de contenidos de Telefónica y uno de los hombres próximos a César Alierta, quien comande el nuevo grupo. Aunque todavía no ha habido cambio.

La reestructuración también va a afectar a varios departamentos de Terra. Telefónica aún no ha explicado el proceso aunque no es descartable que realice un movimiento similar al que hizo con Terra Mobile, que, tras su inclusión en Telefónica Móviles, fue diluyendo a buena parte del personal en las distintas unidades de la división de telefonía móvil.