Opa

Las compras de 'hedge funds' mantienen a Terra por encima del precio de la opa

Terra cerró ayer a 5,43 euros tras ceder el 0,37%. Desde que Telefónica lanzó la opa, Terra ha vivido sus días más tranquilos en el mercado. Apenas ha oscilado un 2,6% entre máximo y mínimo, a pesar de que cotiza significativamente por encima de los 5,25 euros que paga la matriz.

'El día de la oferta, los hedge funds que estaban cortos en Terra tuvieron que comprar. A partir de ahí la dejadez del mercado y la espera de noticias han provocado que el valor se quedase quieto', explica Alicia Jiménez, de Self Trade. Estos hedge funds son los que apuestan por caídas de Terra, de modo que piden acciones prestadas con la intención de venderlas y comprarlas más baratas en la fecha de devolución del préstamo. La opa eliminaba cualquier posibilidad de nuevas caídas, con lo que los fondos tienen que comprar a toda prisa para devolver el préstamo.

Manuel Cabezas, de BNP Banca Privada, señala que 'el precio actual descuenta una leve probabilidad de que a Telefónica se le ablande el corazón'. 'Ahora quien compra son institucionales que especulan con la posibilidad de que se eleve el precio. Los 5,25 euros son un suelo, y están dispuestos a comprar a niveles algo superiores, como son los actuales'.

A ello se une la actitud de los accionistas, entre la expectación y la dejadez. Expectación por si acaso Telefónica paga un poco más u ofrece acciones propias, opción muy poco verosímil para los expertos. Y dejadez porque, con minusvalías superiores al 75% en muchos casos, los inversores no tienen ganas de pelear por medio euro.

Así, La acción de Terra apenas se mueve desde el anuncio de opa. En este periodo, El intermediario que más terras ha comprado ha sido Credit Suisse, con 8,5 millones de acciones, mientras que el BBVA y el Santander han vendido 7,5 millones.

¿Llegará Telefónica al 75%?

Telefónica ha condicionado el éxito de su oferta a lograr el 75% del capital de Terra. Ya tiene el 38,5%, y con tres cuartas partes de Terra la filial entraría, a efectos fiscales, dentro del perímetro de Telefónica, lo que permitiría a la matriz utilizar el crédito fiscal de Terra. En otras palabras, que pagaría menos impuestos porque las pérdidas de la filial de Internet compensarían las ganancias de otras divisiones.

Por otra parte, el objetivo de las asociaciones de accionistas es, precisamente, que Telefónica no llegue al 75% para que Terra siga siendo un valor líquido o, al menos, para que Telefónica eleve la oferta. Los particulares tienen alrededor del 24% de Terra, y el resto del capital está distribuido entre fondos y acciones emitidas para cubrir planes de opciones.

Los expertos esperan que los fondos acudan a la opa, pues no se arriesgarán a dejar su cartera con una gran cantidad de títulos de un valor poco líquido y fuera del Ibex, que es lo que puede pasar con Terra si la opa triunfa. Los particulares es otra cosa. Casi todos tienen grandes minusvalías, por lo que pueden jugar a esperar que se obre un milagro o que suba el precio de la opa, posibilidades ambas que los expertos consideran poco verosímiles. La llave, en todo caso, está en sus manos.