Negociación

Fenosa negocia la entrada de Enel en su central de generación de Huelva

Fenosa negocia la venta del 50% de su central de ciclo combinado de Palos (Huelva), que tiene una potencia instalada de 1.200 megavatios y está en fase de construcción. Uno de los candidatos que cuenta con posibilidades más elevadas para materializar esta operación es la compañía italiana Enel. Y es ese grupo el que también ultima la compra del 80% de su filial de energías renovables. Las dos operaciones, que están a punto de cerrarse, permitirán reducir la deuda de la eléctrica española en 500 millones de euros. Se trata, por tanto, de dos operaciones separadas, pero con varios puntos en común. Además Enel, que ya está presente en el mercado español a través de Viesgo, ha sido el que los analistas consideran con más interés y posibilidades, pese a la participación del Estado italiano en su capital, por entrar en Fenosa y ampliar así su hasta ahora raquítica presencia en España.

El presidente de Fenosa, Antonio Basagoiti, señaló ayer que la eléctrica española se reservará una opción de recompra del 30% de la filial de renovables, por lo que podría quedarse finalmente con una participación del 50%.

Por su parte, el vicepresidente y consejero delegado de la compañía, Honorato López Isla, relató que los planes de la compañía comprenden la instalación de 2.800 megavatios en ciclos combinados, que entrarán en operación de 2004 a 2006; de esa cifra 2.000 megavatios serán potencia propia de la eléctrica. Y, aunque las operaciones de venta están encaminadas a reducir la deuda financiera, López Isla subrayó que Fenosa ha alcanzado un 'punto de inflexión' en su política de endeudamiento, lo que le permitirá crecer con una estructura financiera más adecuada y estable.

Fenosa, frente a un endeudamiento de 7.400 millones al acabar el pasado ejercicio, cerrará este año con un endeudamiento en torno a los 6.000 millones. Así, López Isla recalcó que el proceso de desinversiones previsto por la compañía para reducir deuda sigue su curso y permitirá cumplir el objetivo de cerrar el año 2007 con una deuda inferior a los 5.000 millones.

La compañía ya ha ejecutado el 44% de las desinversiones previstas en su plan estratégico, operaciones que equivalen a 1.102 millones de euros, mientras que le quedan pendientes ventas por 1.400 millones.