Turismo

Hoteleros y mayoristas bajan un 15% los precios para acelerar las reservas

Los hoteleros españoles pronostican un buen verano. 'Las reservas de viajes, que se harán en el último momento, pueden incluso superar en un 3% a las del año pasado', dice Ramón Estalella, secretario general de la patronal de hoteles de zonas turísticas (Zontur).

Hoteleros, agencias de viajes y turoperadores han decidido acelerar las ventas lanzando todo tipo de ofertas en las que incluyen recortes de precios de entre el 8% y el 15% 'para no repetir la mala experiencia del verano pasado, en el que la mayoría de las ventas se hicieron a última hora y a muy bajo precio', según Estalella. 'Se trata de incentivar al turista con una reducción de precios por anticipado', apunta.

La federación española de hoteles especifica que 'aunque las previsiones de cara a la próxima temporada estival son buenas, el nivel de reservas cerradas a día de hoy es del 50%'.

Las agencias de viajes también preparan el terreno al turista para adelantar la compra de sus vacaciones. Viajes Marsans ha iniciado su campaña de verano, con la que pretende reforzar los viajes a Canarias, Baleares y el Caribe. Este año ampliará su programación con nuevos destinos, y tiene previsto alcanzar los 2,2 millones de pasajeros, es decir, unos 180.000 más que en 2002. Para anunciar sus descuentos, Marsans ha invertido más de seis millones de euros.

También Viajes El Corte Inglés, Halcón Viajes y Pullmantur, entre otras, están realizando importantes descuentos, en los que incluyen, en algunos casos, paquetes turísticos con trayecto, estancia y comida desde 300 euros.

Recuperación

Con todas estas acciones, los turoperadores europeos han visto cómo sus reservas para el verano están siendo desbloqueadas después de vivir un largo letargo empañado por la crisis e incertidumbre mundial. Así, las reservas para el verano de First Choice en el Reino Unido están un 26% por encima del año pasado y MyTravel habla de una importante recuperación de las ventas para el periodo estival.

Este último grupo, que ha pasado por una difícil situación económica, ha presentado al sector español un plan de ahorro de costes en el que incluye una reducción de la capacidad de sus plazas en 400.000 pasajeros para este verano, además de recortar la plantilla y reducir los costes en 210 millones de euros.

Estalella dice que 'los mercados ingleses y alemanes se están recuperando, lo que significará que casi todas las comunidades autónomas estarán en niveles de ocupación de entre el 85% y el 95%'. El peor comportamiento se está dando en Baleares y la Comunidad Valenciana en este mes de junio, señala.

Un estudio realizado por la agencia de viajes en Internet Rumbo refleja que pese a que el sector es optimista en cuanto a los niveles de ocupación, no es seguro que este lleno vaya a compensar la bajada de precios y, por tanto, la caída de los ingresos.

El informe indica que 'la Semana Santa tardía, unida a la incertidumbre económica, a la abundancia de ofertas durante las pasadas temporadas y a la aparición de vuelos baratos, han ayudado a consolidar esta tendencia de retrasar la decisión de compra hasta el final'.