Rafael Ramírez

"Ningún productor podría soportar una guerra de precios contra la OPEP"

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reúne hoy en Qatar (Doha) para decidir su política de producción y estudiar qué medidas tomar respecto al regreso de Irak al mercado. Antes de acudir a la reunión, el ministro venezolano de Energía, Rafael Ramírez (Caracas, 1963), hizo escala en Madrid y concedió una entrevista a Cinco Días. Ramírez defendió la política de precios altos del crudo, se pronunció a favor de la permanencia de Irak en la OPEP y ensalzó las relaciones económicas con EE UU.

Pregunta. En dos meses, la OPEP ha pasado de asegurar que aprobaría en Doha un recorte de producción, actualmente 25,4 millones de barriles diarios, a desechar la idea. ¿Qué es lo que ha motivado este cambio de opinión?

Respuesta. Lo que ha pasado es que los tres principales elementos distorsionadores del mercado, es decir, el sabotaje en Venezuela, la huelga en Nigeria y el premium de guerra, por la incertidumbre en Irak, ya han culminado, y ahora tenemos elementos más predecibles del comportamiento del mercado. Sin embargo, queda un elemento de incertidumbre, Irak. Cuando se inició este nuevo periodo de ocupación militar, se especuló mucho con que Irak iba a inundar el mercado de petróleo. Nosotros siempre sostuvimos, y ahora nos dan la razón, que eso no era correcto. Irak no tiene capacidad de inundar el mercado con petróleo; no en el corto plazo, y en esta reunión de Doha podremos verificar su nivel de producción.

"La privatización sería un retroceso importante para Irak. Los esquemas en los que un país se apropia de los recursos de otro son esquemas colonialistas"

P. Entonces, ¿Irak no supone un problema para el resto de la OPEP?

R. No. Había una especie de euforia de las fuerzas que ocuparon Irak de que en cuestión de semanas iban a colocar 1,5 millones de barriles en el mercado. Eso no ha sucedido y no vemos que en los próximos seis meses exista un nivel importante de producción que nos haga presumir que se vaya a desplomar el precio del petróleo. De todos modos, nosotros consideramos a Irak como un país hermano que va a seguir en el seno de la OPEP, y vamos a hacer lo que sea necesario para ayudarles a su integración y a normalizar su actividad su participación en la OPEP.

P. ¿Qué opina de las recomendaciones de EE UU a Irak para que privatice su industria petrolera?

R. La privatización sería un retroceso importante en lo que significa para Irak el manejo de sus recursos. Venezuela es uno de los abanderados de que los países productores tienen que ejercer un control soberano sobre sus recursos y todos los problemas políticos que hemos padecido son precisamente por defender esos principios. Los esquemas donde un país se apropia de los recursos de otro son esquemas colonialistas que ya han pasado a la historia y sería lamentable que tuviéramos que ver un retroceso en ese sentido.

P. ¿Considera que la actual cotización del petróleo está en un nivel adecuado?

R. Creo que los precios están en nivel adecuado, siempre que se mantengan dentro de la banda de 22 a 28 dólares. Es un nivel justo para todos. Venezuela está decidida a continuar con esta política de defensa de precios. La OPEP hará los sacrificios que sean necesarios para mantener un precio justo, no vamos a permitir que nuestros recursos sean subvalorados. Tenemos muy claro que si es necesario hacer nuevos recortes, los vamos a hacer.

P. ¿Su organización apuesta por defender los precios aun a costa de perder cuota de mercado?

R. La banda de precios ha permitido presentar a la OPEP como un foro fiable en el que la toma de decisiones ha permitido mantener bajo control durante casi cuatro año un mercado tan volátil como es el del petróleo. A nadie le interesaría que los precios se desplomen porque nadie, ningún productor, soportaría una guerra de precios contra la OPEP. No sólo porque nuestros países tienen más del 70% de las reservas, sino porque tenemos el petróleo más económicamente rentable para producir. Para nosotros es una ventaja estratégica que usaremos, si es necesario, para lograr la estabilización del mercado, pero hemos preferido la vía del diálogo.

P. ¿Se han normalizado las relaciones con EE UU tras los sucesos políticos de 2002?

R. Sentimos a EE UU como un país amigo. Toda nuestra cultura petrolera viene de empresas como Exxon Mobil o Texaco. Somos el tercer proveedor de petróleo a EE UU y un proveedor importantísimo de derivados. Mediante Citgo tenemos siete refinerías y 14.000 estaciones de servicio en EE UU. Las compañías estadounidenses tienen una presencia permanente en Venezuela. Nuestros lazos son indivisibles.

El barril de 'brent' sube un 10,7% en un mes

El barril de brent, el indicador europeo, cotizó ayer a la baja y se situó en 28 dólares. El precio del brent acumula una subida del 10,7% en un mes y registra niveles no vistos desde antes del inicio de la guerra contra Irak, que comenzó el 20 de marzo y culminó con la toma de Bagdad el 9 de abril.

'Los precios están en un nivel confortable', reconoció ayer en Doha (Qatar) el ministro de petróleo de Emiratos Árabes Unidos, Obaid al-Nasseri. La OPEP se reúne hoy en Doha y todo apunta a que mantendrá sus cuotas de producción, fijadas en 25,4 millones de barriles diarios.

Los ministros de la organización, que controla el 40% del petróleo mundial, están satisfechos con la evolución del mercado. El ministro argelino de Petróleo, Chakib Khelil, adelantó que hará un llamamiento 'a la disciplina', para que los países se ajusten a los niveles fijados por ellos mismos.

El representante qatarí, Abdulá al-Attiyah, anunció que 'es el momento para que la OPEP estudie cómo hacer hueco a Irak, reduciendo la producción'. Aunque la OPEP no ve a Irak, ahora bajo las riendas de EE UU, como un problema a corto plazo, sabe que el país árabe terminará regresando al mercado.

Ante esa perspectiva, el cartel acelera los contactos con otros productores. El ministro venezolano se entrevisto ayer con las autoridades de Noruega y se reunirá a principios de julio con delegados de Rusia.