Huelga

Francia acelera la reforma de las pensiones envuelta en otra huelga

La apertura del debate sobre la reforma del sistema de pensiones se topó ayer en Francia con paros en todo el país. El transporte volvió a ser el sector más afectado por la huelga, menos seguida que en convocatorias anteriores. Frente a nuevas llamadas a la movilización y amenazas con la suspensión de los exámenes de selectividad, el Gobierno mantiene el calendario.

El proceso promete ser largo. Con más de 8.000 enmiendas propuestas por el Partido Socialista (PS), el primer ministro, Jean-Pierre Raffarin, abrió ayer el debate sobre la 'justa, equitativa y necesaria' reforma del sistema del pensiones que deberá prolongarse al menos 15 días, y que ayer compartió protagonismo con otra huelga general que paralizó de nuevo el transporte urbano, ferroviario y marítimo y produjo importantes trastornos en Correos, France Télécom, la banca, la sanidad y la policía.

El sector público volvió a ser el protagonista de la tercera llamada a la huelga de cuatro sindicatos (Fo, Unsa, CGT y FSU), que exigen la retirada del proyecto del ministro de Trabajo, François Fillon y la vuelta del Gobierno a la mesa de negociación. La reforma preconiza el aumento del periodo de cotización a 42 años a partir de 2020, por encima de los 37,5 actuales del sector público y de los 40 del sector privado.

El paro de ayer aglutinó además al sector educativo, en lo que suponía su undécimo día de huelga, con el cierre de numerosos colegios.

El pulso entre Gobierno y sindicatos parece lejos de suavizarse, tras nuevas llamadas a la movilización para esta semana y la firme postura del Ejecutivo, que ayer reiteró su determinación a llevar a cabo la reforma y a prolongar las discusiones 'durante todo el verano' si es necesario, como reconoció el primer ministro, Jean-Pierre Raffarin, al diario La Croix.

Raffarin lanzó no obstante una de cal y otra de arena con el anuncio de un aumento del 5,5% del salario mínimo interprofesional y la promesa de una nueva bajada de impuestos en 2004 al diario La Tribune.