Política

Un ambicioso programa de reformas que queda en el aire

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno regional, Rafael Simancas, compareció ayer con el rostro emocionado ante los periodistas para 'pedir disculpas a los ciudadanos' por el espectáculo dado por su partido en la Asamblea de Madrid. El trayecto recorrido por Simancas durante la campaña electoral y también después de la cita del 25 de mayo estuvo repleto de ambiciosas promesas, algunas de ellas observadas con escepticismo dentro de la propia FSM por la dificultad que entrañaba su cumplimiento. Entre ellas figura su apuesta por retirar a Miguel Blesa de la presidencia de Caja Madrid, la reconsideración de la operación Chamartín y el freno a la liberalización del comercio, un compromiso que inquietó a las grandes superficies.

En el recorrido final, de momento frustrado, hasta la presidencia del Gobierno regional, incluido el que hizo después de los resultados electorales del 25 de mayo, se encontró con problemas dentro de la FSM, derivados del reparto de cargos institucionales, y con otros provocados por la negociación con IU.

IU, juego sucio

El candidato de IU en Madrid, Fausto Fernández, se mostró escéptico ante la posibilidad de que lo sucedido ayer tenga marcha atrás. En su opinión, si la nueva presidenta de la Asamblea anticipa la convocatoria de la sesión de investidura, estará demostrando que detrás de la actitud de los dos ex diputados socialistas se 'esconde algo sucio y que el PP, o al menos una parte del partido, estaba al tanto de ello'.

En los contactos mantenidos días atrás por la FSM e IU para alcanzar un pacto de gobierno, la coalición puso encima de la mesa sus aspiraciones a obtener una vicepresidencia y también la Consejería de Educación. Los socialistas dejaron claro desde el principio que esta última condición no era negociable, pues las competencias educativas, que abarcan también la política de conciertos privados, son tan sensibles que hubieran podido cuestionar la estrategia de moderación que deseaba exhibir Zapatero.