Energía

El petróleo supera los 28 dólares, el nivel más alto en tres meses

El petróleo se ha embarcado en una senda alcista. El precio del barril de brent ha ganado más de cuatro dólares en poco más de mes y medio. A finales de abril, cuando EE UU prometía que el crudo iraquí llegaría pronto y a raudales al mercado, el precio caía a 23,5 dólares. Las promesas no se han hecho realidad y el nivel de reservas de los países OCDE sigue siendo alarmantemente bajo. Como consecuencia, el precio del barril se sitúa ahora en los 28 dólares.

El mercado no se libra, pues, de los factores que amenazan su estabilidad. Con este panorama se reúne la OPEP, el grupo de 11 países que controla el 40% del petróleo mundial, en Doha. Los precios responden a las expectativas de la OPEP, por lo que la previsión sobre el encuentro es que el cartel decida mantener sin tocar sus cuotas de producción, que ahora son de 25,4 millones de barriles. El grupo petrolero maneja expectativas de un repunte de la demanda, lo que aconseja no forzar demasiado las condiciones de oferta.

El dilema de Irak

La principal cuestión que planea sobre el mercado es el reacomodo de Irak, socio fundador de la OPEP, en el seno de la organización. Durante más de una década, el país árabe ha estado excluido del sistema de la organización. Su petróleo estaba administrado por el programa Petróleo por Alimentos, de la ONU, que aliviaba las penurias de la dictadura de Sadam Husein, sometida al aislamiento internacional a causa de las sanciones impuestas por EE UU. Derribado Sadam, el programa de la ONU toca a su fin. El Gobierno estadounidense ha colocado rápidamente a sus hombres para gestionar el oro negro del nuevo Gobierno, pero los planes no marchan como se esperaba.

'La recuperación de Irak parece bastante compleja. No es previsible que retorne pronto, porque la situación de infraestructura es mala y la inestabilidad política es grande. La disposición de las empresas extranjeras a participar en el negocio es muy cautelosa. No creo que la OPEP se vaya a ver afectada por Irak este año', declaró ayer en Madrid el presidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA) y ex secretario general de la OPEP, Alí Rodríguez.

Irak subastará la semana que viene 10 millones de barriles, sus primeras exportaciones desde el fin de la guerra. Pero no se trata de crudo nuevo, sino de petróleo extraído durante la era Sadam y almacenado en el sur del país y en Cehyan (Turquía). Los expertos creen que Irak podría producir 2,5 millones de barriles diarios, el nivel de preguerra, para finales de año. Sin embargo, desde la OPEP se duda de que el país pueda alcanzar ese ritmo.

Por si acaso, el cartel se prepara. Venezuela, Arabia Saudí y México, productor no OPEP, se reunieron en Madrid el fin de semana. Fuentes del encuentro calificaron la reunión de 'muy satisfactoria'. Los representantes venezolanos viajaron ayer a Noruega y los delegados saudíes conversarán con Rusia. La OPEP teje una estrategia con los productores ajenos al grupo para evitar que los precios se desplomen si Irak regresa con fuerza al mercado.