Microsoft vs. Linux

Merrill Lynch sostiene que Linux es sinónimo de ahorro

En la presentación del Foro de Linux en California, el vicepresidente de Global Technology & Services, proveedor de tecnología de Merrill Lynch, Mark Snodgrass, aseguró que una remodelación de la infraestructura de manejo de su información con Linux puede suponer un tremendo ahorro en costes administrativos. De hecho, Cnet News.com asegura que el ejecutivo habló no sólo de un mayor coste por las licencias de Windows, sino del desembolso al que obliga gestionar tradicionalmente la infraestructura con esa plataforma. "Lo que cuesta son las personas", explicó.

La compañía planea gestionar la infraestructura de su información mediante aplicaciones de Linux que ejecutará, no desde sus máquinas físicas, sino desde unas virtuales conectadas a servidores remotos. El uso de dichos servidores para almacenar ficheros hará posible un ahorro gigantesco, en comparación con los 600.000 dólares en programas que hubiera costado el mantenimiento con servidores Windows. Además, el gasto en personal capacitado para manejarlos se quintuplicaría. "Sabemos que Linux no vale para todo", admitió el ejecutivo, pero aseguró que "no hay muchas aplicaciones que requieran mucho más de lo que Linux nos ofrece".

El grupo que representa Snodgrass propuso asimismo, reemplazar el servidor Exchange de Microsoft por uno basado en Linux con las mismas características de colaboración y un ahorro de entre el 70 y el 80%. Por otros motivos que no quiso comentar, los ejecutivos de Merrill decidieron mantener el vínculo con el Exchange.

Segundas opiniones

No todo el mundo coincide en que Linux suponga un ahorro. El año pasado, un estudio de mercado de IDC, auspiciado por Microsoft, indicó que el coste la propiedad de cuatro de cada cinco aplicaciones sería más bajo usando sus programas. Linux se llevaba la palma en sus aplicaciones de servidores web. "Hemos hecho números, y somos un banco, así que sabemos hacerlos bien", se defendió Snodgrass ante la mención de dicho informe. Lo mismo han hecho otras compañías y sus conclusiones apuntan en la misma dirección.

El proveedor de telecomunicaciones Verizon Communications anunció un ahorro de unos 6 millones de dólares en gastos de equipo al trasladarse de Unix y Windows a Linux. En octubre de 2001, Amazon.com reveló que también había dejado el software de servidores web de Unix para pasarse a Linux, con el consiguiente ahorro millonario.

Para Snodgrass, el escritorio del ordenador puede ser la próxima fuente de ahorro. La compañía prepara un proyecto piloto que permitirá a sus clientes menores, ordenadores con necesidades mínimas de software, ser utilizados como terminales en red. Para el cliente, el resultado es el mismo, pero para quienes administran su información, supondría poder centralizar todos los datos y manejarlos de forma más sencilla.

Todo un rival de Windows en dos años, según IBM

Miguel Gómez Bernabé, director técnico de servidores y almacenamiento para España y Portugal de IBM, ha augurado este fin de semana que el sistema de software libre competirá en igualdad de condiciones con Windows en tan sólo un par de años, a su ritmo actual de expansión del 35%. El directivo de IBM indicó que Linux ha sido tachado de "inseguro, poco fiable y con reducida aplicación para la empresa", algo que "no es cierto en función de sus datos", informó EFE. Detalló que el crecimiento en facturación del sistema aumentó un 90% de 2001 a 2002 y que existen unas 4.000 aplicaciones de empresa funcionando con este sistema que, para 2005, "superará en instalaciones a Windows". Sobre si en el futuro el software libre podrá sustituir al propietario, el responsable de IBM dijo que en el caso de servidores pequeños sí. Durante las conferencias, se pudieron observar las posturas que rodean al debate que enfrenta a los expertos informáticos entre la opción del software libre y el de propietario: Linux vs. Windows. El vicepresidente de análisis para el sur de Europa y director general de IDC España, Antonio Romano, afirmó que la elección por parte de una empresa de un sistema u otro depende de sus propias características: si usa mucho Internet, dijo, el coste de Linux es un 42% más bajo. Sin embargo, puntualizó que la formación del personal que debe utilizar el software libre es mayor y, por tanto, más cara para la organización.