Junta

Ence espera contar con el Zaragozano como accionista de referencia al menos hasta 2005

El presidente de Ence, José Luis Méndez, señaló hoy que la compañía espera contar con el Zaragozano como accionista de referencia, según lo establecido en el compromiso adquirido con la SEPI en el proceso de privatización de la compañía papelera.

En rueda de prensa previa a la junta de accionistas, Méndez señaló que la compañía papelera está muy "cómoda" teniendo como accionista al Banco Zaragozano, que tiene un compromiso con la SEPI de no vender el 6,5% adquirido en la OPV hasta enero de 2005.

Asimismo, la empresa prevé elevar su beneficio en los primeros seis meses de 2003 respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, gracias al repunte de los precios de celulosa experimentado en el primer trimestre, así como a la mejora de costes y al incremento de la producción registrados entre abril y junio, anunció Méndez. En este sentido, se mostró cauto a la hora de realizar una estimación de los resultados de la compañía de todo el ejercicio 2003, ya que, a su juicio, dependerán de la evolución económica mundial y la política monetaria de los países occidentales.

ENCE 3,62 1,40%

Respecto a las perspectivas de producción de celulosa de 2003, anunció que se situará cerca a los 1,03 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 15% respecto al ejercicio precedente. Del montante total, 350.000 toneladas procederán de su factoría de Huelva, frente a las 300.000 toneladas que se producirán en Navia, cuya inversión total ascenderá a 150 millones de euros, aunque, de los que 90 millones corresponden a este año y el montante restante a 2004.

Este nuevo complejo, que se enmarca en la estrategia de Ence de optimizar al máximo sus recursos de infraestructuras, generará 200 nuevos empleos directos. La factoría, cuya puesta en marcha está prevista para principios de 2005, alcanzará una capacidad de producción de 60.000 toneladas y unas ventas de 80 millones de euros anualmente.

Buen comportamiento

Méndez, antes de participar en la junta de accionistas, realizó una valoración de la compañía durante el ejercicio 2002. En este sentido, subrayó el crecimiento del 5% del beneficio neto el año pasado respecto al 2001, al alcanzar los 28,7 millones de euros, a pesar de que el precio de la celulosa fue un 7% inferior y de la desfavorable situación económica mundial.